× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Samuel Johnson

Frases de Samuel Johnson

Es una de las figuras literarias más importantes de Inglaterra: poeta, ensayista, biógrafo, lexicógrafo, es considerado por muchos como el mejor crítico literario en idioma inglés.

0


Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán.



Lo que alguna vez esperamos hacer con facilidad, debemos primero aprender a hacer con diligencia.



El verdadero arte de recordar es prestar atención.



Todo intento de eliminar el duelo solo lo irrita aún más. Debes esperar hasta que es digerido y luego la diversión disipará sus restos.



Ningún hombre es hipócrita en sus placeres.



La curiosidad es una de las más permanentes y seguras características de una vigorosa inteligencia



El rencor es la unión de la angustia y la maldad.



Lo que se escribe sin esfuerzo generalmente se lee sin placer.



La esperanza es una felicidad por sí misma, y la mayor que el mundo puede darnos



Luchar contra las dificultades y conquistarlas: esta es la dicha más grande para el humano.



El coraje es la más grande de todas las virtudes porque, de lo contrario, uno no tiene seguridad de preservar cualquier otra



Cuando un hombre está cansado de Londres, está cansado de la vida; porque hay en Londres todo lo que la vida puede permitirse.



Casarse por segunda vez es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia.



Las grandes obras no son llevadas a cabo por la fuerza, sino por la perseverancia.



El que conozca tan poco la naturaleza humana como para buscar la felicidad cambiando todo excepto su disposición, malgastará su vida con esfuerzos infructuosos.



La distancia tiene el mismo efecto sobre la mente como sobre el ojo.



El infierno está pavimentado de buenas intenciones.



Nunca nada será conseguido si una posible objeción debe ser superada primero.



La melancolía debería ser desviada por todos los medios excepto la bebida.



No puede haber amistad sin confianza y no puede haber confianza sin integridad.



La superioridad de algunos hombres es meramente local. Son grandes porque sus asociados son pequeños.



Quienes son capaces de envidiar a otras personas, terminan por confesar su superioridad.



El que envidia a otro, confiesa su superioridad.



El orgullo es rara vez delicado; se complacerá a sí mismo con ventajas ruines.



El camino al infierno está repleto y construido con buenas intenciones.



Los grandes trabajos no son hechos por la fuerza, sino por la perseverancia.



Ningún hombre puede caer en el desprecio más que aquellos que se lo merecen.



El desprecio es como un tipo de gangrena, que si se apodera de cierta parte de la persona, corromperá el resto de la misma gradualmente.



Tu desprecio de lo grande se repite demasiado a menudo para ser real; ninguna persona piensa mucho sobre lo que desprecia.



Donde no hay esperanza, no puede haber esfuerzo.



Lo que se escribe sin esfuerzo suele leerse sin placer.



Lo escrito sin esfuerzo es generalmente leído sin placer.



La integridad sin conocimiento es débil e inútil, y el conocimiento sin integridad es peligroso y terrible.



El hábito de mirar el lado positivo de cada evento vale más que mil libras al año.



El que disfrutará del brillo del sol, debe abandonar la frescura de la sombra.



La vida es un progreso de la miseria a querer, y no de placer a placer.



Cuando un hombre dice que tuvo el placer con una mujer que no quiere decir conversación.



Lo que se escribe sin esfuerzo es, en general, leer sin placer.



Los condenados no tienen compasión, pueden hacer el bien sólo de fuertes principios del deber.



Los diccionarios son como los relojes, lo peor es mejor que nada y lo mejor no se puede esperar para ir del todo cierto.



Hasta el momento es que de ser cierto que los hombres son naturalmente iguales, que no hay dos personas pueden ser de media hora juntos, pero uno debe adquirir una evidente superioridad sobre el otro.



La verdadera medida de un hombre es cómo trata a alguien que pueda hacerle absolutamente nada bueno.



No es cierto que las personas son naturalmente iguales para dos personas no pueden estar juntos, incluso para un media hora sin una adquisición de una evidente superioridad sobre el otro.



Lo que hace que todas las doctrinas sencillo y claro? Acerca de 200 libras al año. Y lo que se demostró cierto antes, mentirá una vez más? Doscientos más.



Hay encantos hechos sólo de admiración distante.



El jefe de la gloria de todos los pueblos nace de sus autores.



La libertad, por lo que respecta a las clases sociales inferiores de cada país, es poco más que la elección entre trabajar o morirse de hambre.



Licenciatura tienen conciencia, los hombres casados ​​tienen esposas.



Cita clásica es la libertad condicional de los literatos de todo el mundo.



Hay algunos hombres perezosos que son mejoradas por la bebida, ya que son las frutas que no son buenas hasta que estén podridos.



A fin de que todos los hombres se les enseña a decir la verdad, es necesario que todos lo mismo debe aprender a escuchar.



He encontrado que los hombres sean más amable de lo que esperaba, y menos justo.



Cuando los hombres llegan a gustar de la vida del mar, que no son aptos para vivir en la tierra.