× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Resignación

Frases de Resignación. Encuentra docenas de Frases de Resignación con fotos para copiar y compartir.

10

  • Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse.



  • La gente desea ser querida, no ser soportada con resignación paciente.



  • ¡Resignación! ¡Qué triste palabra! Y, sin embargo, es el único refugio que queda.



  • Si a uno le llega la hora, da lo mismo un Boeing que la puntual maceta que se derrumba sobre uno desde un séptimo piso.


  • Te pueden interesar también



  • La verdad es que en el fondo soy un fatalista.



  • La forma más fácil de herirte es renunciar al amor solo porque no funcionó la primera vez.



  • La resignación es necesaria cuando la alternativa es el sufrimiento.



  • La resignación es un suicidio permanente.



  • La primera lección que alguien revolucionario debe aprender es que es un hombre condenado.



  • La esperanza puede reforzar el amor y la fe hace posible la resignación.



  • Hay una presión constante para hacer que las personas se sientan desvalidas, que sientan que lo único que pueden hacer es ratificar decisiones y consumir.



  • La inseguridad y la resignación se mezclan con la esperanza de un mejor orden.



  • Hay algo atractivo, al menos para muchas personas, en la miseria y el vicio. Son más auténticos y más excitantes que la limpieza, la felicidad y la virtud.



  • El dolor es temporal. Sin embargo, si renuncio, eso dura para siempre.



  • La renuncia es el tímido signo del coraje.



  • El verdadero filósofo es el hombre que dice “está bien” y se va a dormir en el sillón.



  • Cortos son los confines de la resignación a la hipocresía.



  • Más allá de la desesperación hay algo que tal vez no es exactamente resignación.


  • Te pueden interesar también



  • Lo que se llama resignación se confirma con la desesperanza.



  • Es justo soportar con resignación lo que envían los dioses, y enfrentarse a los enemigos con valentía.



  • La mayoría de los hombres viven vidas de silenciosa desesperación. Lo que se llama resignación es desesperación confirmada.



  • La felicidad no tiene nada que enseñar y la resignación es fea.



  • Me gustan los árboles porque parecen más resignados a la forma que tienen de vivir que otras cosas.



  • Tengo que esperar a que sea mi turno. Tengo que seguir las reglas. Tengo que sonreír como si estuviese de acuerdo. Tengo que, tengo que, tengo que.



  • Está bien. Entonces iré al infierno.



  • No hay viejos felices; no hay más que viejos resignados.



  • Toda la historia es una pestilencia continua. No hay verdad y no hay ilusión. No hay ningún lugar al que apelar ni a dónde ir.



  • La oscuridad nos envolvió y por primera vez en años la acepté.



  • ¿Entonces nos tenemos que resignar a ser un reloj que mide el paso del tiempo, a veces fuera de servicio, a veces reparado, cuyo mecanismo genera desesperación y amor tan pronto como su creador lo echa a andar?



  • Lo esencial es evitar la resignación, el abandono, la autocompasión. No es tan importante lo que te ocurre, sino el sentido que le das a eso que te ocurre.



  • Hay una diferencia entre aceptación y resignación. Una es positiva, la otra es negativa.



  • Mejor es resignarse, que lamentarse.



  • Cuando renunciamos a un trabajo que no nos gustaba o cuando nos despiden, es una bendición porque una experiencia mejor nos espera.



  • El pasado estaba muerto. El futuro era resignación, fatalidad y solo podría terminar de una forma.



  • La resignación es un suicidio cotidiano.



  • La renuncia requiere voluntad, y requerirá decisión, y la decisión requiere creencia, y la creencia requiere que haya algo en lo que creer.



  • A lo largo de mi absurda vida, un viento oscuro se ha alzado hacia mí desde algún lugar profundo de mi futuro.



  • Cuando las personas han renunciado a la felicidad, se llaman a sí mismos realistas.



  • Quien se resigna no vive, sobrevive.



  • Aprendemos sobre la resignación, no por nuestro propio sufrimiento, sino por el sufrimiento de los demás.