Frases de Convivencia

Frases de Convivencia

Frases de Convivencia. Encuentra docenas de Frases de Convivencia con fotos para copiar y compartir.

861

  • No hagas lo que no te gustaría que te hicieran.



  • Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí.



  • La belleza de la convivencia es la aceptación.



  • La esencia de la convivencia es realmente sencilla: vive y respeta como otros viven.



  • La familia se defiende inculcando a los menores los valores universales de la convivencia y el respeto a todos los seres humanos.



  • El noventa porciento del arte de vivir consiste en aprender a convivir con las personas que no puedes tolerar.



  • La convivencia es un arte. Es un arte paciente, un arte hermoso, es fascinante.



  • Las sociedades que no aprenden a convivir en paz siempre viven con miedo y pobreza.



  • Las personas deben aprender a convivir las unas con las otras para crear un mundo pacífico.



  • La convivencia es un trabajo costoso de comprensión y generosidad constantes, en donde no se puede bajar la guardia.



  • Si no puedes convivir contigo mismo, entonces nunca podrás convivir con otras personas.



  • La paz no es ausencia de conflictos, es la capacidad para manejar conflictos por medios pacíficos.



  • Nunca nada se pierde por cortesía. Es el más asequible de los placeres, no cuesta nada y expresa mucho.



  • Ser uno, ser único es una gran cosa. Pero respetar el derecho a ser diferente es quizás más grande



  • Ignora todo lo que alguien te diga de otra persona. Juzga a cada quien y a todos por tu propia cuenta.



  • La gente no suele ser muy considerada de los demás. Tienden a no considerarse como un conjunto de personas coexistiendo, sino que se perciben como individuos.



  • Requiere de menos carácter descubrir los defectos de otros de lo que requiere tolerarlos.



  • No escuchar al que nos habla, no solo es falta de cortesía, sino también menosprecio.



  • Convivencia es, ante todo, compartir, participar en la vida ajena y hacer participar al otro en la propia.



  • El más grande resultado de la educación es la tolerancia.



  • Si has aprendido a diferir sin ser desagradable, entonces has aprendido el secreto de la convivencia, sea en el trabajo, en las relaciones familiares o en la vida misma.



  • La caridad, el buen comportamiento, una forma de hablar amigable, la generosidad, todo estos elementos han sido declarados elementos de popularidad por los más sabios.



  • La violencia es el miedo a los ideales de los demás.



  • La educación, más que cualquier otro recurso de origen humano, es el gran igualador de las condiciones del hombre, el volante de la maquinaria social.



  • Las palabras amables son la música del mundo.



  • Detrás de la armadura compuesta por nuestra piel, nuestros huesos y nuestra mente, la mayoría de nuestros colores son sorprendentemente parecidos.



  • Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas.



  • Respetar a otros es la mejor herramienta para ganarse el respeto.



  • No debe ser aceptada ninguna ley que no tenga por finalidad la convivencia humana.



  • No existiría la sociedad si la convivencia dependiera solo del entendimiento mutuo.



  • No puede haber coexistencia pacífica entre poderosos solamente, si se pretende asegurar la paz del mundo.



  • El alma de una conversación es la simpatía.



  • La pregunta más persistente y urgente de la vida es: “¿Qué estás haciendo por otros?”



  • Lo más atroz de las cosas malas no es la gente mala, sino el silencio de la gente buena.



  • Nunca olvides las pequeñas bondades y nunca recuerdes los pequeños defectos.



  • El ser humano construye demasiados muros y no suficientes puentes.



  • No se puede obtener armonía si todo el mundo canta la misma nota. Solo las notas diferentes pueden armonizar, y lo mismo aplica con las personas.



  • Cada acto de amor, llevado a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.



  • No puede haber una revelación más intensa del alma de una sociedad que la forma en que trata a sus niños



  • Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos, como hermanos



  • Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio



  • Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos



  • Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida



  • Ama al projimo como a tí mismo.


?>