× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Firmeza

Frases de Firmeza. Encuentra docenas de Frases de Firmeza con fotos para copiar y compartir.

0

  • Ante la duda es mejor ser implacable.



  • La firmeza en la negociación empieza por ser puntuales en el encuentro.



  • El hombre prudente sabe prevenir el mal, el hombre valeroso lo soporta sin quejarse.



  • No doblegarse ante ningún viento.


  • Te pueden interesar también



  • Carácter firme es aquel que puede pasar sin éxitos.



  • La seguridad nace de saber que sea cual sea la circunstancia a la que nos enfrentemos, seremos capaces de resolverla.



  • Cuando sabes cuál es tu blanco específico, sabes a qué cosas decirle no y a qué cosa decirle sí.



  • El cristiano sabe ser como Jesús, duro contra el mal, pero tierno con quien está en necesidad.



  • Contra mis enemigos, terco y rudo, esgrimiré en la lid, que no me apoca, por lanza mi razón y como escudo mi carácter más firme que una roca.



  • Para gobernar es menester, sin duda, mucha firmeza, pero también mucha flexibilidad, mucha paciencia y mucha piedad.



  • El nuevo día que ya se apunta debe encontrarnos firmes, alertas y resueltos.



  • A un hombre sólo le pido tres cosas: que sea guapo, implacable y estúpido.



  • Voluntad firme no es lo mismo que voluntad enérgica y mucho menos que voluntad impetuosa.



  • Es posible hablar con extrema dureza de lo que se ama, precisamente porque se ama, y con la autoridad moral que nos confiere ese mismo amor.



  • Tener firmeza de carácter es haber experimentado el efecto de los demás sobre uno mismo: luego hacen falta los demás.



  • Endurecerse sin perder la ternura jamás.



  • Porque es tocando fondo, aunque sea en la amargura y la degradación, donde uno llega a saber quién es, y donde entonces empieza a pisar firme.



  • La firme decisión demuestra que la fortuna no tiene ningún poder sobre ella.


  • Te pueden interesar también



  • La forma más segura de no fallar es estar determinado a tener éxito.



  • La creatividad, imaginación e intuición más que la base del medio juego, son indispensables, así como el carácter firme; el triunfo llega solamente con la lucha.



  • Las acciones del príncipe deben tener grandeza, valor, prudencia, fortaleza y ser irrevocables.



  • Un gobernante eficaz no debe tener piedad.



  • Cada día, mi vida gira más en torno a esta frase: ¡Hazlo! ¡Y si tienes miedo, hazlo con miedo!



  • Esa calmada pero sobrehumana determinación de la que sólo algunas mujeres son capaces a veces.



  • El que pide con timidez se expone a que le nieguen lo que pide sin convicción.



  • Un riguroso pedagogo es algo más terrible que un terrible demagogo.



  • La capacidad humana es infinita, lo necesario para materializarla es la determinación.



  • ¿Qué hace sobresaliente a un ser humano? Propósito, inteligencia, determinación y pasión.



  • A un líder lo hace la fuerza de su carácter y persistente determinación para cumplir sus sueños.



  • Como ya dije, a veces me traicionan los nervios, pero una vez que decido algo, me mantengo firme en mi decisión, para bien o para mal.



  • No hay democracia sin determinación.



  • El Gobierno debe mostrarse justo y enérgico, o no tendremos patria y por consiguiente ni libertad ni independencia nacional.



  • El capitán que se hace temer por severo, si a la severidad acompaña la justicia, infunde respeto, y, por último, se conquista el cariño de la gente.



  • Al hombre justo y firme en sus convicciones no lo moverán de sus propósitos ni la furia ardorosa de los malvados ni el aspecto amenazador de los tiranos.



  • Dios llega con pies de plomo, pero hiere con manos de hierro.



  • Sed firmes y guardaos para mejores días.



  • Obrad con firmeza, con maneras suaves.



  • La inconstancia de las cosas desteje la firmeza tranquila de los hombres.



  • Es preciso que la ley sea severa, y los hombres, indulgentes.



  • El que establece firmemente su autoridad, aprende muy pronto a juzgar que la seguridad, y no el progreso, es la más alta lección de la política.