× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Joyce Meyer

Frases de Joyce Meyer

Es una autora y conferencista cristiana.

21


  • La paciencia no es simplemente la capacidad de esperar, es cómo nos comportamos mientras esperamos.



  • El águila no tiene miedo de la adversidad. Necesitamos ser como el águila y tener un espíritu intrépido de un conquistador.



  • La depresión comienza con la decepción. Cuando la decepción se queda en nuestra alma, guía al desánimo.



  • La integridad significa ser la misma persona en público como en privado.



  • Nuestro pasado puede explicar el por qué sufrimos, pero no podemos usarlo como excusa para mantenernos en cautiverio.



  • Puedes sufrir el dolor del cambio o sufrir quedándote como estás.



  • La humildad es la virtud más hermosa que podemos desarrollar.



  • Una actitud de gratitud muestra mucho sobre el carácter de una persona. Mantiene a Dios en primer lugar, sabiendo que Él es la fuente de cada bendición que recibimos.



  • La fe está teniendo una actitud positiva sobre lo que puedes hacer y no preocuparte en absoluto por lo que no puedes hacer.



  • . Si quieres superar un problema, deja de hablar de ello. Tu mente afecta tu boca y tu boca afecta tu mente. Es difícil dejar de hablar de una situación hasta que dejes de pensar en ello.



  • Felicita a la gente. Magnifica sus fortalezas, no sus debilidades.



  • Cuando te das cuenta de que Dios te ama y que tiene un plan para tu vida, puedes caminar con la cabeza en alto, totalmente confiado en quién te creó para ser.



  • Dios no solo ve dónde estás, Él ve dónde puedes estar.



  • Puede que no esté donde quiero estar, pero gracias a Dios no estoy donde solía estar.



  • Todos fracasaremos en la vida, pero nadie tiene que ser un fracaso. Fallar en una cosa no te convierte en un fracaso. Sólo eres un fracaso cuando dejas de intentarlo.



  • La obediencia a Dios es el camino hacia la vida que realmente quieres vivir.



  • Las mentes positivas producen vidas positivas. Las mentes negativas producen vidas negativas. Los pensamientos positivos siempre están llenos de fe y esperanza. Los pensamientos negativos siempre están llenos de miedo y dudas.



  • Los pensamientos positivos y agradecidos no ocurren por accidente; puedes elegir practicarlos. Y recuerda, la práctica hace al maestro.



  • La misericordia de Dios es fresca y nueva cada mañana.



  • El reproche es vergüenza, culpa, desgracia, desaprobación y una actitud irrespetuosa hacia ti mismo.



  • Podemos mejorar nuestras relaciones con los demás a pasos agigantados si nos convertimos en animadores en lugar de críticos.



  • La frustración es una señal de que estoy actuando de forma independiente. Cuanto más lo intentes a tu manera, más apretadas estarán las puertas cerradas.



  • Puedo decirle por experiencia que la ayuda y presencia de Dios en nuestras vidas es vital. Él es el autor de todo verdadero éxito y todo lo que es bueno; sin Él, no podemos hacer nada de verdadero valor.



  • Creo que una actitud de confianza y una actitud paciente van de la mano. Verás, cuando dejas ir y aprendes a confiar en Dios, liberas alegría en tu vida.



  • Los perfeccionistas exigen la perfección de ellos mismos ante todo.



  • En lugar de juzgar a las personas, necesitamos orar.



  • La gratitud me ayuda a concentrarme en lo que tengo en lugar de en lo que no tengo, lo que me permite concentrarme en mis bendiciones en lugar de preocuparme.



  • La oración es simplemente hablar con Dios como un amigo y debería ser lo más fácil que hacemos cada día.



  • No puedes tener una vida positiva y una mente negativa.



  • Podré no estar donde quiero estar, pero agradezco a Dios que no estoy donde solía estar.



  • Todos nos enfrentamos a tormentas en nuestras vidas. Algunas más difíciles que otras, pero todos pasamos por pruebas y sufrimos de tribulaciones. Por eso es que tenemos el regalo de la fe.



  • No puedes tener una vida positiva y una mente negativa.



  • Mucha gente sofisticada e inteligente carece de sabiduría y sentido común.



  • Si sabes cómo preocuparte, sabes cómo meditar. Significa pensar en algo una y otra vez.