Frases del Principito

Frases del Principito

Frases del Principito. Encuentra docenas de Frases del Principito con fotos para copiar y compartir.

288

  • Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.



  • El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.



  • Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.



  • Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo.



  • Será necesario que soporte dos o tres orugas si quiero conocer las mariposas.



  • Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.



  • He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.



  • Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido.



  • ¿Los hombres? El viento los lleva, pues no tienen raíces y no tenerlas les causa amargura.



  • Eres responsable para siempre de aquello que has domesticado.



  • El principito, que me hacía muchas preguntas, jamás parecía oír las mías.



  • Los hombres de tu planeta —dijo el principito— cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín… sin embargo no encuentran lo que buscan.



  • Sólo se conocen bien las cosas que se domestican



  • Uno se expone a llorar un poco, si se ha dejado domesticar...



  • Nunca está nadie contento donde se encuentra.



  • ¿Sabes? Cuando uno está verdaderamente triste le gusta ver las puestas de sol.



  • Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria.



  • ¿Qué es un rito? Es lo que hace que un día sea diferente de los demás y una hora de las otras.



  • Quizá el agua puede también ser buena para el corazón.



  • Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.



  • Es verdaderamente útil porque es linda.



  • Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.



  • Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.



  • Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.



  • Las palabras son fuente de malentendidos.



  • ¿Y de qué te sirve poseer las estrellas? -Me sirve para ser rico. -¿Y de qué te sirve ser rico? -Me sirve para comprar más estrellas.



  • Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas.



  • Y los hombres no tienen imaginación, repiten lo que uno les dice.



  • No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.



  • Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.