× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Honoré de Balzac

Frases de Honoré de Balzac

Fue un novelista francés, representante de la llamada novela realista del siglo XIX.

0


Toda la felicidad depende del coraje y del trabajo.



La igualdad tal vez sea un derecho, pero no hay poder humano que alcance jamás a convertirla en hecho.



Cuando bebemos café, las ideas marchan como un ejército.



Por nadie será el marido vengado mejor que por el amante de su mujer.



No se es amigo de una mujer cuando se puede ser su amante.



La lectura nos trae amigos desconocidos.



No escuchar al que nos habla, no solo es falta de cortesía, sino también menosprecio.



El tiempo es el único capital de las personas que no tienen más que su inteligencia por fortuna.



El corazón de una madre es un abismo profundo en cuyo fondo siempre se encuentra el perdón



El hombre muere en desamparo, pero el espíritu en éxtasis.



Uno debe creer en el matrimonio como en la inmortalidad del alma.



No hay gran talento sin gran poder de voluntad.



No existe tal cosa como un gran talento sin una gran fuerza de voluntad.



No debe permitirse a sí mismo nada que vaya contra la propia conciencia o contra la conciencia pública.



Hay tres jueces agazapados en el fondo de todas las conciencias: el honor, la verdad y la justicia.



Un libro hermoso es una victoria ganada en todos los estratos de batalla del pensamiento humano.



Los seres más sensibles no son siempre los seres más sensatos.



Las amistades duran poco cuando uno de los amigos se siente ligeramente superior al otro.



Cuanto más juzga uno, menos ama.



El amor es la poesía de los sentidos.



Jamás en la vida encontraréis ternura mejor y más desinteresada que la de vuestra madre.



La ignorancia es la madre de todos los crímenes.



La vida no va sin grandes olvidos.



Las amistades duran cuando cada amigo piensa que tiene una ligera superioridad sobre el otro.



No es sólo un sentimiento. Es también un arte.



Las heridas incurables son aquellas infligidas por la lengua, los ojos, la burla y el desprecio.



La envidia es el más estúpido de los vicios, porque no hay una simple ventaja que se pueda ganar de ella.



No existe gran talento sin gran voluntad.



Este café cae en tu estómago, y de inmediato se genera una conmoción. Las ideas se comienzan a mover como los batallones de la Gran Armada en el campo de batalla, y la batalla comienza.



Los que no tienen hijos ignoran muchos placeres, pero también se evitan muchos dolores.



Jamás en la vida encontraréis ternura mejor, más profunda, más desinteresada ni verdadera que la de vuestra madre.



El verdadero amor es eterno, infinito. Es equilibrado y puro, sin manifestaciones violentas: tiene los cabellos blancos y es siempre joven en el corazón.



Para matar a un pariente de quien usted está cansado es algo. Pero para heredar sus bienes después, que sea auténtico placer.



En el buceo hasta el fondo del placer que entregará más de grava que las perlas.



La gloria es un veneno que hay que tomar en pequeñas dosis.



La gloria es el sol de la muerte.



Detrás de cada gran fortuna hay un delito.



Si aquellos que son enemigos de diversiones inocentes tuvieron la dirección del mundo, ellos quitan la primavera, y la juventud, los primeros de año, el último de la vida humana.



Ideas devoran las edades, los hombres son devorados por sus pasiones. Cuando el hombre se cura, la naturaleza humana se cura en sí, tal vez.



Los hombres mueren en la desesperación, mientras que los espíritus mueren en éxtasis.