× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases Sigmund Freud

Frases Sigmund Freud

Fue un médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.

358


  • De error a error se descubre la verdad completa.



  • La libertad del individuo no es un regalo de la civilización. Era mayor antes de haber cualquier civilización.



  • Como a nadie se le puede forzar para que crea, a nadie se le puede forzar para que no crea.



  • Un hombre que ha sido el indiscutible favorito de su madre mantiene durante su vida el sentimiento de un conquistador.



  • El hombre loco es un soñador despierto.



  • Si quieres vivir, prepárate para morir.



  • Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas.



  • Los sueños son a menudo más profundos cuando parecen más locos.



  • El sueño es la liberación del espíritu de la presión de la naturaleza externa, un desprendimiento del alma de las cadenas de la materia.



  • El ego no es dueño de su propia casa.



  • El amor y el trabajo son los pilares de nuestra humanidad.



  • La voz del intelecto es suave, pero no descansa hasta que ha ganado un oído.



  • Cada uno de nosotros tiene a todos como mortales menos a sí mismo.



  • El precio que pagamos por nuestra avanzada civilización es una pérdida de felicidad a través de la intensificación del sentimiento de culpa.



  • El miedo a las armas es un signo de retraso sexual y madurez emocional.



  • He sido un hombre afortunado en la vida: nada me resultó fácil.



  • Fumar es indispensable si uno no tiene nada que besar.



  • Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.



  • La meta de la vida es la muerte.



  • Al igual que nadie puede ser forzado a creer, nadie puede ser forzado a la incredulidad.



  • Lo mejor es enemigo de lo bueno.



  • Por primera vez el niño debe intercambiar placer por dignidad social.



  • Podría decirse del psicoanálisis que si das el dedo meñique pronto tendrás toda la mano.



  • En el duelo el mundo se ha vuelto pobre y vacío; en la melancolía el ego en sí mismo.



  • La civilización comenzó el primer momento en que un hombre cabreado lanzó una palabra en lugar de una roca.



  • Una mujer debería suavizar pero no debilitar a un hombre.



  • Cuanto más accesibles son los frutos del conocimiento, más extendido es el declive de las creencias religiosas.



  • En temas de sexualidad, somos actualmente, todos nosotros, enfermos o sanos, nada más que hipócritas.



  • Uno está muy loco cuando está enamorado.



  • Los niños son completamente egoístas; sienten sus necesidades intensamente y luchan duramente para satisfacerlas.



  • Las doctrinas religiosas son ilusiones que no admiten pruebas y nadie puede ser obligado a considerarlas como verdaderas o creer en ellas.



  • Qué progreso hemos hecho. En la Edad Media me hubieran quemado. Ahora están contentos con quemar mis libros.



  • Sólo la experiencia propia hace al hombre sabio.



  • La tendencia a la agresión es innata, independiente, una disposición instintiva en un hombre. Constituye un obstáculo poderoso a la cultura.



  • No, nuestra ciencia no es una ilusión. Pero sería una ilusión suponer que lo que la ciencia no nos puede dar lo que podemos conseguir en cualquier otra parte.



  • Un buen día, echando la vista atrás, se dará usted cuenta de que estos años de lucha han sido los más hermosos de su vida.



  • América es un error, un error gigantesco.



  • Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.



  • La mente es como un iceberg, flota con un 70% de su volumen sobre el agua.



  • La religión es comparable a una neurosis de la infancia.