Frases de Marco Aurelio

Frases de Marco Aurelio

Fue emperador del Imperio romano desde el año 161 hasta el año de su muerte en 180.

0


Cuando te levantes por la mañana, piensa en el precioso privilegio de estar vivo, respirar, pensar, disfrutar y amar.



La mejor venganza es ser diferente de quien realizó el daño.



Realiza cada una de tus acciones como si fuera la última de tu vida.



Cuando te levantes por la mañana, piensa en el precioso privilegio de estar vivo, respirar, pensar, disfrutar y amar.



La pobreza es la madre del crimen.



Haz cada una de las cosas que hagas como si fuera la última de tu vida.



La muerte nos sonríe a todos, todo lo que un hombre puede hacer es devolverle la sonrisa.



Morir no es otra cosa que cambiar de residencia.



La tranquilidad perfecta consiste en el buen orden de la mente, en tu propio reino



Nuestra vida es aquello en lo que nuestros pensamientos la transforman.



Cuánto más graves son las consecuencias del enojo que las causas del mismo.



Sé tolerante con los demás y estricto contigo mismo.



La mejor venganza es no ser como tu enemigo.



Medita en la belleza de la vida. Mira las estrellas y mírate a ti mismo corriendo con ellas.



Vive tu vida en la verdad y justicia, tolerante con aquellos que no son ni sinceros ni justos.



Que otra cosa puede hacer el hombre bondadoso, si no es hacer el bien por los demás hombres.



Vive como si hubiera mil años por delante de ti. El destino está a tu lado; haz el bien mientras la vida y el poder sigan siendo tuyos.



El hombre no puede encontrar un lugar más tranquilo o sin problemas que en su propia alma.



El que vive en armonía consigo mismo vive en armonía con el universo.



Tú tienes poder sobre tu mente, no fuera en los acontecimientos. Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza.



Tienes poder sobre la mente, no sobre los eventos externos. Al darte cuenta de esto, encontrarás la fuerza.



Muy poco se necesita para ser feliz en la vida; está todo dentro de ti, en tu modo de pensar.



Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad.



La vida no es ni buena ni mala, sino sólo un lugar para el bien y el mal.



La pérdida no es nada más que el cambio y el cambio es el deleite de la naturaleza.



Pronto olvidarás todo, pronto serás olvidado.



Un instante y habrás olvidado todo, otro instante y todos te habrán olvidado.



Cuánto más graves son las consecuencias de la rabia que sus causas.



Haz por ser semejante a un promontorio. Las olas del mar se estrellan contra él de continuo, y él se mantiene inmóvil hasta que en torno suyo se abonanzan las aguas.



Los deseos conducen a la permanente preocupación y decepción, ya que todo lo que se desea de este mundo es miserable y corrupto.



No hay naturaleza que sea inferior al arte, el arte imita la naturaleza de las cosas.



Nada hay tan útil como el arrepentimiento.



Acuérdate de la belleza de la vida. Mira las estrellas y vete corriendo con ellas.



Nunca dejes que el futuro te moleste. Te reuniras con él, si tienes que hacerlo, con las mismas armas de la razón con las que hoy luchas contra el presente.



El hombre no puede encontrar un lugar más tranquilo que su propia alma.



Medita en la belleza de la vida. Mira las estrellas y date cuenta de que corres con ellas.