× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Johann Wolfgang von Goethe

Frases de Johann Wolfgang von Goethe

Fue un poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán, contribuyente fundamental del Romanticismo, movimiento al que influyó profundamente.

0


Las pasiones son virtudes o defectos sólo si se llevan al extremo.



Una gran persona atrae a grandes personas y sabe cómo mantenerlas juntas



La belleza es indivisible; el que ha llegado a poseerla, antes de compartirla prefiere abandonarla.



El que no avanza, retrocede.



Lo que no se inicia hoy nunca se termina mañana.



La corrección hace mucho, pero el estímulo más.



Desconfiar siempre es un error, confiar siempre también lo es.



Desconfía de aquellos en los que el deseo de castigar es fuerte.



Nuestro trabajo es la presentación de nuestras capacidades.



Confía en ti, y sabrás como vivir



Qué insensato es el hombre que deja transcurrir el tiempo estérilmente



No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer.



El talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad.



No hay más que un paso de la envidia al odio.



Ser brillante no es una gran hazaña si no respetas nada



Nadie completó su aprendizaje jamás.



Caminar y ver su camino es el primer deber de un hombre, porque difícilmente aprecia lo que ha hecho y casi nunca sabe



Los peligros de la vida son infinitos, y la seguridad es uno de ellos.



La inteligencia y el sentido común se abren paso con pocos artificios



No cedas demasiado a los sentimientos. Un corazón demasiado sensible es una posesión infeliz en esta tierra inestable.



Nada muestra tan claramente nuestro carácter como la cosa que nos hace reír.



Lo que alimentas dentro de tí es lo que crece.



El coraje es el compromiso de comenzar sin ninguna garantía de éxito.



Llamo a la arquitectura música congelada.



La forma en que ves a la gente es la forma en la que las tratas, y la forma en la que las tratas es en lo que se convierten.



Si tratas un individuo como si fuese lo que debería ser y podría ser, se convertirá en lo que debería y podría ser.



Divide y ordena, una sabia máxima; únete y guía, una mejor.



En cuanto confíes en ti mismo sabrás cómo vivir.



El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio



Envidio tu locura, envidio el laberinto mental en que te pierdes.



Puedo prometer ser sincero, pero no imparcial.



No conseguirás conmover otros corazones si del corazón nada te sale.



Lo que habéis heredado de vuestros padres, volvedlo a ganar a pulso o no será vuestro.



Todo aquello que puedas o sueñes hacer, comiénzalo. La audacia contiene en si misma genio, poder y magia.



Las flores son los hermosos jeroglíficos de la naturaleza con las que nos indica cuánto nos ama.



El amor y el deseo son las alas del espíritu de las grandes hazañas.



Mucha gente no cuida su dinero hasta que casi lo gastan y otros hacen lo mismo con su tiempo.



Muchas personas no cuidan de su dinero hasta que casi se les termina, mientras otros hacen exactamente lo mismo con su tiempo.



Toda teoría es gris, querido amigo, y verde es el dorado árbol de la vida.



Tan pronto como confíes en ti mismo, sabrás cómo vivir.



Aquel que es firme en su voluntad, moldea a el mundo para sí mismo.



Saber no es suficiente; debemos aplicar. La voluntad no es suficiente; debemos hacer.



Mejorar es de gran ayuda, pero estimular vale más.



La ley es poderosa, pero más poderosa es la miseria.



Beneficiadme con vuestras convicciones, si es que las tenéis; pero guardaos vuestras dudas, pues me bastan las mías.



La maldad no necesita razones, le basta con un pretexto.



Hay dos poderes pacíficos: el derecho y la astucia.



La caza es siempre una forma de guerra.



No sueñes pequeños sueños porque no tienen el poder de mover el corazón de los hombres.



Sin prisa, pero sin descanso. Un gran sacrificio resulta fácil; los que resultan difíciles son los continuos pequeños sacrificios.



La vida ociosa es una muerte anticipada.



El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo.



Nadie está más esclavizado que aquellos que falsamente creen que son libres.



Esta es la sabiduría más grande que poseo: La libertad y la vida son ganadas por los únicos que los conquistan de nuevo cada día.



El conocimiento que poseo, cualquier otro lo puede adquirir, pero mi corazón es mío y sólo mío.



Comienza ya lo que puedas hacer o sueñas que puedes hacer. La audacia tiene astucia, poder y magia.



Nunca conocí a una persona más presuntuoso que yo. El hecho de que yo digo que demuestra que lo que digo es cierto.



¿Dónde está el hombre que tiene la fuerza para ser verdad, y para mostrarse tal como es?



El sentido común es el genio de la humanidad.



El declive de la literatura indica la decadencia de una nación.



Madera se quema, ya que tiene el material adecuado en él, y un hombre se convierte en famosa porque tiene el material adecuado en él.



Los apócrifos: sería importante recopilar de nuevo lo que sobre ellos se conoce por la historia y demostrar que son precisamente aquellos textos, que ya en los primeros siglos de nuestra era inundaron las comunidades y por los cuales padece aún hoy día nuestro canon, la verdadera causa de que en ningún momento de la historia política y eclesiástica el cristianismo haya podido mostrarse en toda su belleza y nitidez.



La escritura es todo, la gloria es nada.



Cierto que en el mundo de los hombres nada hay necesario, excepto el amor.



Cuando he estado trabajando todo el día, me encuentro con un buen atardecer.



Cuando he estado trabajando todo el día, un buen atardecer me sale al encuentro.



Todas las épocas decadentes son subjetivas y por contra todas las épocas de progreso son objetivas.



Los genios son peligrosos para los talentos jóvenes, pues no hacen más que reproducirlos creyendo reproducirse a sí mismo.



En cuanto se suprime la tiranía, estalla el conflicto entre aristocracia y democracia.



La juventud quiere ser estimulada mejor que instruida.



La juventud quiere ser estimada más que ser instruida.



Si la juventud es un defecto, uno se corrige muy pronto de él.



En toda gran separación late un germen de locura; hay que guardarse bien de incubarlo y alimentarlo meditando sobre él.



Bueno es tener la alegría en casa y no haber de buscarla fuera.



Ni con la mejor voluntad y la más pura de las intenciones les resulta fácil conocerse a los hombres; y a ello viene a sumarse la mala voluntad, que todo lo tergiversa.



Si los hombres, una vez que han hallado la verdad, no volviesen a retorcerla, me daría por satisfecho.



Los peligros de la vida son infinitos, y entre ellos está la seguridad.



Las grandes pasiones son enfermedades incurables. Lo que podría curarlas las haría verdaderamente peligrosas.



No hay espectáculo más terrible que la ignorancia en acción.



La paloma protesta contra el aire, sin darse cuenta de que es lo único que le permite volar.



¡Quién sabe dónde vamos, si casi no nos acordamos de de dónde venimos!.



Los pecados escriben la historia, el bien es silencioso.



Si quieres vivir alegremente, no te preocupes por el pasado.



El hombre se cree siempre ser más de lo que es, y se estima menos de lo que vale.



Sin prisa, pero sin descanso.



Un gran sacrificio resulta fácil; los que resultan difíciles son los continuos pequeños sacrificios.



Sólo teme al hombre quien no lo conoce; y quien lo rehuye, pronto lo ignora.



La superstición es la poesía de la vida.



Feliz el que reconoce a tiempo que sus deseos no van de acuerdo con sus facultades.



¿Qué me importa el placer? Cual un sueño se desvanecen los cálidos besos, y todas las alegrías cual un beso.



En lo perfecto todo depende del impulso, pero en lo real todo depende de la perseverancia.



El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.



Pensar es más interesante que saber, pero menos interesante que mirar.



Sueño sin sueños pequeños porque ellos no tienen el poder de mover los corazones de los hombres.



Hombres ignorantes plantean preguntas que los sabios respondieron hace mil años.



Los hombres muestran su carácter en nada más claro que lo que ellos piensan de risa.



Auto-conocimiento viene de conocer otros hombres.



Para la persona con un propósito firme a todos los hombres y las cosas son siervos.