× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Swami Vivekananda

Frases de Swami Vivekananda

Fue un pensador, místico y líder religioso indio, discípulo de Ramakrishna.

0


Toma una idea. Hazla tu vida: piensa sobre ella, sueña sobre ella, vívela. Deja que tus músculos, cerebro, nervios y cada parte de tu cuerpo se llenen de esa idea. Luego deja todas las demás ideas solas. Ese es el camino hacia el éxito



Mientras haya deseo, es una señal segura de que hay imperfección. Un ser perfecto y libre no puede tener ningún deseo.



La voluntad no es libre, es un fenómeno vinculado por la causa y el efecto, pero hay algo detrás de la voluntad que es libre.



La verdad puede afirmarse de mil maneras diferentes y, sin embargo, cada una puede ser cierta.



El mundo es el gran gimnasio al que llegamos a hacernos fuertes.



La superstición es nuestro gran enemigo, pero el fanatismo es peor.



La educación es la manifestación de la perfección en el hombre.



No puedes creer en Dios hasta que no creas en ti mismo.



La fuerza es la vida, la debilidad es la muerte.



Usted tiene que crecer de adentro hacia afuera.



No puede haber amistad sin igualdad.



Para tener éxito, debes tener una enorme perseverancia, una enorme voluntad. "Voy a beber el océano", dice el alma perseverante.



No importa los fracasos, son muy naturales, la belleza de la vida son esos fracasos. ¿Qué sería la vida sin ellos? No valdría la pena si no fuera por las luchas.



Tome su idea y luche con paciencia por ella y el sol se elevará para usted.



Todas las diferencias en este mundo son de grado, y no de clase, porque la unidad es el secreto de todo.



La mayor religión es ser fiel a su propia naturaleza. ¡Tener fe en vosotros mismos!



"Confort" no es una prueba de la verdad, por el contrario, la verdad está a menudo muy lejos de ser "confortable".



No mires hacia atrás, ya está hecho. ¡Mira hacia adelante!



La libertad nunca puede ser alcanzada por los débiles. Dígale a su cuerpo que es fuerte, dígale a su mente que es fuerte, sin límites y tenga fe y esperanzas.



El conocimiento sólo puede ser recibido de una manera, a través de la experiencia, no hay otra manera de saber.



Deja que los pensamientos positivos, fuertes y útiles entren en tu mente desde niño.



Todo debe ser sacrificado, si es necesario, por un sentimiento: la universalidad.