Frases de Rabia

Frases de Rabia

Frases de rabia. La rabia, al igual que el amor, nos hace hacer locuras y cosas impensables en situaciones normales.


La rabia es como una especie de desequilibrio mental transitorio.



La rabia es un veneno que te oxida por dentro.



No trates con un hombre rabioso que no tiene nada que perder.



Si siempre te estás quejando de todo, espantarás a la gente de tu alrededor y te quedarás solo.



Aunque la sinceridad duele y ofende, al final te abre un camino hacia la libertad.



Cada minuto de enojo, es un minuto perdido.



La intolerancia y el resentimiento son los principales enemigos de la benevolencia.



Cuando de verdad estés cabreado, habla. Habla, porque recitarás el mejor discurso de tu vida.



La ira te convierte en un ser insignificante, mientras que la empatía y el perdón te magnifican hasta límites que nunca sospecharías.



El fruto de la rabia es más grave que el motivo que la causa.



Esta frase corta sobre la rabia explica muy bien el principio y el fin de este sentimiento, empieza siendo positivo para el que la sufre porque le ayuda a rebajar la presión del odio que vive pero a la larga si la rabia no se va, termina haciendo más dolor que el odio que sentía al principio.



El rencor es como coger un carbón y tirárselo a alguien. Al fina, qui se quema eres tú.



Aléjate de la ira y la venganza. Son unos ladrones de energía que entorpecen nuestra capacidad para amar.



Enfadarse no aporta ninguna solución.



No jures en momentos de felicidad. No actúes en momentos de ira.



La rabia y el desprecio son el más puro reflejo de la envidia.



Deshazte de la rabia y el resentimiento. Son los peores enemigos de tu alegría y el amor por la vida.



De ti he aprendido que no quiero ser como tú.



Nunca te enfrentes a un hombre rabioso al que no le importan las consecuencias de sus actos.



Jamás te enfades antes de acostarte. No dormirás a gusto y tu próximo día no será productivo.