× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Ronald Reagan

Frases de Ronald Reagan

Fue un actor y político estadounidense, el cuadragésimo presidente de los Estados Unidos entre 1981 y 1989.

0


  • El gran líder no es necesariamente el que hace grandes cosas. Es el que hace que la gente haga grandes cosas.



  • Algunos dicen que el trabajo duro no ha matado a nadie, pero yo me digo ¿Por qué arriesgarse?



  • Un pueblo libre de elegir siempre optará por la paz.



  • La paz no es ausencia de conflictos, es la capacidad para manejar conflictos por medios pacíficos.



  • Revolución significa la democracia en el mundo actual, no la esclavización de los pueblos a los corruptos y degradantes horrores del totalitarismo.



  • No podemos ayudar a todos, pero todo el mundo puede ayudar a alguien.



  • El dinero no puede comprar la felicidad, pero seguro que te conseguirá una mejor clase de recuerdos.



  • El futuro no pertenece a los iluminados de corazón. Pertenece a los valientes.



  • Los héroes no tienen que ser más valientes que los demás. Sólo tienen que ser valientes cinco minutos más.



  • Confíe pero verifique.



  • Un gran líder no necesariamente es quien hace grandes cosas. Es la persona que logra que otros las hagan.



  • Frecuentemente he dicho que no hay nada mejor para el interior del hombre, que el exterior de un caballo.



  • La libertad es el derecho a cuestionar y cambiar la forma establecida para hacer las cosas.



  • El hombre no es libre al menos que el gobierno sea limitado.



  • Nunca tomo café en el almuerzo. Me doy cuenta que me mantiene despierto por la tarde.



  • Mientras no tomo inspiración del pasado, vivo para el futuro.



  • No hay apremios en la mente humana, ningunas paredes alrededor del alcohol humano, ningunas barreras a nuestro progreso excepto ésos nosotros nosotros mismos erguidos.



  • La historia enseña que la guerra comienza cuando los gobiernos creen que el precio de la agresión es barato.



  • Debemos declarar la guerra a Vietnam del Norte. Podríamos pavimentar todo el país y poner tiras de aparcamiento en él, y aún así estar en casa por Navidad.



  • Merece la pena morir por la democracia, porque es la forma más profundamente honrada de gobierno jamás inventada por el hombre.



  • La democracia es la pena morir, porque es la forma más profunda de honor del gobierno jamás ideado por el hombre.



  • Sin Dios, la democracia no será y no puede durar mucho tiempo.



  • Dentro de las cubiertas de la Biblia son las respuestas para todos los problemas que enfrentan los hombres.



  • Por encima de todo, debemos darnos cuenta que ningún arsenal, o ninguna arma en los arsenales del mundo, es tan formidable como la voluntad y el coraje moral de los hombres y mujeres libres. Es un arma que nuestros adversarios en el mundo de hoy no tienen.



  • La Navidad no es una fiesta que celebremos individualmente o como nación, sino como una gran familia humana.



  • No existen límites para el crecimiento, porque no existen límites para la capacidad humana de inteligencia, imaginación y asombro.



  • La recesión es cuando un vecino pierde su trabajo. La depresión es cuando pierdes la tuya.



  • La ley y la libertad deben ser socios indivisibles. Sin ley, no puede haber libertad, solo choas y desorden; y sin libertad, la ley no es más que una cínica apariencia de injusticia y opresión.



  • La política no es una mala profesión. Si tienes éxito hay muchas recompensas, si te deshonras siempre puedes escribir un libro.



  • Se supone que la política es la segunda profesión más antigua. Me he dado cuenta de que tiene un parecido muy cercano al primero.



  • He dicho muchas veces que la política es la segunda profesión más baja y me he dado cuenta de que guarda una estrecha similitud con la primera.



  • No existen grandes límites para el crecimiento porque no hay límites para la inteligencia humana, la imaginación y el asombro.



  • No hay grandes límites para el crecimiento porque no hay límites de la inteligencia, la imaginación y el asombro humanos.