× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases Ralph Waldo Emerson

Frases Ralph Waldo Emerson

Fue un escritor, filósofo y poeta estadounidense. Líder del movimiento del trascendentalismo a principios del siglo XIX.

77


  • Cualquier libro te deja libre, pero algunos te hacen libre.



  • Ser tú mismo en un mundo que constantemente intenta hacer de ti algo más es el mayor logro.



  • Lo que tenemos ante y detrás nuestra, son pequeños asuntos comparado con lo que tenemos en el interior.



  • El cielo es el pan diario de los ojos.



  • El propósito de la vida no es ser feliz. Es ser útil, honorable, compasivo, para marcar una diferencia entre haber vivido y vivir bien.



  • Saber que incluso una vida ha respirado mejor porque tú has vivido. Esto es tener éxito.



  • No se puede hacer un favor demasiado pronto, porque nunca se sabe qué tan pronto será demasiado tarde.



  • La madurez es la edad en que uno ya no se deja engañar por sí mismo.



  • La paciencia y la fortaleza conquistan todas las cosas.



  • Todo en el universo pasa por la indirección. No hay líneas rectas.



  • Ser grande es ser malentendido.



  • El paisaje pertenece a la persona que lo observa.



  • Una vez que tomas una decisión, el universo entero conspira para hacer que ocurra.



  • La edad de una mujer no significa nada. Las mejores melodías se tocan en los violines antiguos.



  • A los hombres les encanta maravillarse. Esto es la semilla de la ciencia.



  • El ojo de la prudencia nunca puede cerrarse.



  • No vayas a donde el camino pueda llevar, ve donde no haya camino y deja un sendero.



  • Lo que llamamos pecado en otros es un experimento para nosotros.



  • La recompensa de hacer las cosas bien es haberlas hecho.



  • Ser tú mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacer que seas alguien más es el logro más grande.



  • Haz lo mejor de ti mismo, ya que tú eres todo lo que tienes.



  • Los hombres huecos creen en la suerte o en las circunstancias. Los hombres fuertes creen en la causa y efecto.



  • La única persona que estás destinado a ser es la persona que decides ser.



  • El primer granjero fue el primer hombre, y toda la nobleza histórica se basa en la posesión y el uso de la tierra.



  • Un niño nos recuerda que el tiempo de juego es una parte esencial de nuestra rutina diaria.



  • No sigas el sendero. Dirígete en cambio a donde no hay sendero y deja una huella.



  • En el momento en que entregamos nuestros afectos, la tierra se metamorfosea, no hay invierno ni noche; todas las tragedias, todo el hastío, se desvanecen, incluso todos los deberes.



  • Todo lo que nos limita, lo llamamos destino.



  • Usted acaba de cenar, y por muy escrupulosamente que se oculte el matadero en la graciosa distancia de kilómetros, hay complicidad.



  • Acabas de cenar, y no importa lo escrupuloso que esté escondido el matadero con la agraciada distancia de las millas, hay complicidad.



  • Es fácil en el mundo vivir según la opinión del mundo; es fácil en la soledad vivir según la nuestra; pero el gran hombre es el que en medio de la multitud guarda con perfecta dulzura la independencia de la soledad.



  • El encanto de los mejores corajes es que son inventos, inspiraciones, destellos de genio.



  • La franqueza invita a la franqueza.



  • La vida es muy estrecha. Reúna cualquier club o compañía de hombres inteligentes después de diez años, y si la presencia de algún genio penetrante y tranquilizador pudiera disponerlos a la franqueza, ¡qué confesión de locuras surgiría!.



  • Llega un momento en la educación de todo hombre cuando llega a la convicción de que la envidia es ignorancia, que la imitación es suicidio, que debe tomarse a sí mismo para bien o para mal como su porción.



  • No me dejes nunca caer en el vulgar error de soñar que me persiguen siempre que me contradigan.



  • Nunca se logró nada grande sin entusiasmo.



  • El entusiasmo se apaga.



  • Por cada minuto que pasas enojado renuncias a sesenta segundos de paz mental.



  • La naturaleza siempre lleva los colores del espíritu y de la belleza.