Frases de Infidelidad

Frases de Infidelidad

Frases de Infidelidad. Encuentra docenas de Frases de Infidelidad con fotos para copiar y compartir.

144

  • Para creerse infiel es preciso creerse amado.



  • Las infidelidades se perdonan, pero no se olvidan jamás.



  • Los esposos son buenos amantes cuando están traicionando a sus esposas.



  • Hay que ser infiel, pero nunca desleal.



  • La diferencia de la infidelidad en los dos sexos es tan real que una mujer apasionada puede personar una infidelidad, cosa imposible para un hombre.



  • Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.



  • En ninguna cosa la infidelidad es más innoble y repugnante que en el amor.



  • Los hombres jóvenes quieren ser fieles y no lo consiguen; los hombres viejos quieren ser infieles y no lo logran.



  • A los últimos a quienes perdonamos su infidelidad es a aquellos a quienes hemos decepcionado.



  • Creo que mi madre fue siempre fiel a la infidelidad de mi padre y eligió la castidad.



  • La infidelidad es la ruptura traicionera o engañosa de un pacto afectivo sexual preestablecido.



  • El adulterio es la aplicación de la democracia al amor.



  • La locura de un hombre es a menudo la esposa de otro hombre.



  • Las mujeres que aman perdonan más fácilmente las grandes indiscreciones que las pequeñas infidelidades.



  • Los que son infieles conocen los placeres del amor; es el fiel el que conoce las tragedias del amor.



  • La gente normalmente no miente en buenas relaciones.



  • La tolerancia religiosa es una especie de infidelidad.



  • Nunca te van a cambiar por algo mejor, sólo por algo más fácil.



  • El adulterio es justificable: el alma necesita pocas cosas; el cuerpo muchas.



  • La infidelidad mata el amor.



  • La infidelidad y la mentira no son baches, son razones para romper.



  • Los celos pueden perdonarlo todo menos la sospecha de la infidelidad.



  • La infidelidad es como estar de socio con alguien y robar dinero de la caja.



  • Donde hay matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.



  • Una persona es fácilmente engañada por la persona a la que ama.



  • La libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía.



  • Una mujer que huye con su amante, no abandona a su marido. Le libra de una mujer infiel.



  • Peor que ser infiel es ser fiel sin querer.



  • Lo único que hace emocionante el matrimonio es la infidelidad.



  • La mujer perdona las infidelidades, pero no las olvida. el hombre olvida las infidelidades, pero no las perdona.



  • La persona infiel juzga que quien es indigno de confianza es su pareja.



  • Le hacéis regalos pero le sois infiel ¿Se puede agradecer lo superfluo a quien nos priva de lo necesario?



  • El primero que tiene en poco a la adúltera es el que con ella cometió adulterio.



  • Los cuernos no existen a los 18, deberíais estar mediéndoos mano continuamente.



  • Para muchas mujeres amar a un hombre vale tanto como engañar a otro.



  • Del mismo papel en que un juez ha escrito una sentencia contra un adúltero rasgará un pedazo para escribir unas líneas amorosas a la esposa de un colega.



  • Nosotros los católicos también somos infieles, y tal vez con menos dolor que los agnósticos, porque reconocemos nuestra calidad de pecadores y tenemos a quien pedirle perdón.



  • Si la Iglesia católica ha abolido el divorcio, es probable que sea porque habrá reconocido que para el adulterio, como contra la muerte, no hay remedio que valga.



  • ¡Ah, Mozart! Estaba felizmente casado. Su esposa no.



  • La infidelidad es tanto física como mental, estamos hechos de las dos cosas.



  • La violencia que se hacen algunas para permanecer fieles a lo que no aman apenas vale algo más que la infidelidad.



  • Sé que en algún momento no estaré aquí, pero mientras esté aquí, voy a ganarle a la gente infiel.



  • La que se casa repetidas veces, no se casa; es una adúltera dentro de la Ley.



  • El veneno último de la traición: la comparación negativa.



  • ¿Te puedo llamar de vuelta? Estoy junto a tu esposa en estos momentos.



  • Es deleite del infierno hacer mal al hombre y apresurar su ruina eterna.



  • Antiquísimo pecado es seducir a la mujer ajena, y despreciar el vínculo sagrado.



  • No hay amante en el mundo que no prefiera ver muerta a su querida, a que le sea infiel.



  • Por nadie será el marido vengado mejor que por el amante de su mujer.



  • El marido es el último en enterarse del deshonor de su casa.