Frases de Ralph Waldo Emerson

Frases de Ralph Waldo Emerson

Fue un escritor, filósofo y poeta estadounidense. Líder del movimiento del trascendentalismo a principios del siglo XIX.

0


Un gran hombre siempre esta dispuesto a ser pequeño.



La mala hierba es una planta en la que aún no se han descubierto las virtudes.



Dios entra por una puerta privada en cada individuo.



La única recompensa de la virtud es virtud.



Un amigo podría ser reconocido como la gran obra de la naturaleza.



La única manera de poseer un amigo es serlo



Es una de las bendiciones de los viejos amigos que te puedes permitir ser estúpido con ellos.



Lo que está detrás y delante de nosotros son pequeñas cosas comparadas con lo que está dentro.



La gente solo ve lo que esta preparada para ver.



Por cada minuto que estás enojado pierdes sesenta segundos de felicidad.



No vayas donde guía el camino. Ve donde no hay camino y deja huella



No es la belleza lo que inspira la más profunda pasión. La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo. La belleza sin expresión cansa.



En todo el mundo, en el maravilloso balance de belleza y disgusto, se encuentran cosas malas y buenas.



La única persona a la que estas destinada ser es la persona que decidas ser.



Lo que se esconde detrás de ti y lo que está por delante, palidece en comparación con lo que se encuentra dentro de ti.



Por cada nueva mañana con su luz, por el descanso y el refugio de la noche, por la salud y los alimentos, por el amor y los amigos, por todo lo que tu bondad nos da.



Cuando todo está demasiado oscuro, puedes ver las estrellas.



Cree en ti mismo, nuestra fortaleza nace de nuestra debilidad.



No sigas por donde el camino te lleve, avanza por donde no hay camino y deja un rastro.



Nuestra desconfianza es muy cara.



El secreto de la educación reside en respetar al pupilo.



Sin ambición no se comienza nada. Sin trabajo no se finaliza nada. El premio no te será enviado. Lo tienes que ganar.



Confía en tu instinto hasta el final, aunque no puedas darle la razón



Adopta el paso de la naturaleza: su secreto es la paciencia.



La creación de mil bosques está en una bellota.



La tierra ríe en las flores.



Por cada minuto que permaneces molesto, renuncias a 60 segundos de paz mental.



La primera riqueza es la salud.



Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.



El que no esta conquistando todos los días algún miedo no ha aprendido el secreto de la vida.



Cuando una persona es rechazada, atormentada, derrotada, tiene la oportunidad de aprender algo.



El conocimiento es un antídoto para el miedo.



No vayas por donde guía el camino. Ve, en cambio, donde no hay camino y deja rastro.



Las cosas enseñadas en los colegios y universidades no son educación, sino los medios de la educación



Escribe en tu corazón que cada día es el mejor del año.



Si encontramos a un hombre de extraño intelecto, deberíamos preguntarle qué libros lee.



Un hombre se conoce por los libros que lee.



El arte del comerciante consiste en llevar una cosa desde un sitio donde abunda a otro donde se paga cara.



Siempre hay seguridad en el valor.



Los buenos hombres no deben de obedecer la ley tan bien.



No puedes hacer un gesto amable demasiado pronto porque no sabes cuándo será demasiado tarde



Nada es más sagrado que la integridad de tu propia mente.



La mayor parte de las veces, la alegría es conquistada por una rigurosa disciplina.



Juzgamos la sabiduría de un hombre por su esperanza.



Grabad esto en vuestro corazón: cada día es el mejor del año.



Nuestra grandeza no esta en no caer nunca, sino en levantarse cada vez que nos caemos.



La única persona en la que estás destinado a convertirte es la persona que decidas ser.



Todo hombre por si solo es sincero. Cuando entra una segunda persona, la hipocresía comienza.



Toda revolución fue primero un pensamiento en la mente de un hombre.



Ningún cambio de circunstancias puede reparar un defecto de carácter.



La razón por la cual el mundo carece de unidad y se encuentra rota y a montones, es que el hombre carece de unidad consigo mismo.



La mayor gloria en la vida no consiste en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.



El miedo derrota a más gente que cualquier otra cosa en el mundo.



Lo que más tememos hacer es normalmente lo que más necesitamos hacer.



Ser tu mismo en un mundo que intenta constantemente que seas alguien diferente, es el mayor logro.



La salud del ojo parece exigir un horizonte. Nunca estamos cansados, siempre que podamos ver lo suficiente.



El matrimonio es la perfección a la que el enamoramiento aspiraba.



Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta.



Lo que yace detrás de nosotros y lo que tenemos ante nosotros son asuntos pequeños en comparación con lo que hay dentro de nosotros.



No vayas por donde el camino te lleve. Ve en cambio por donde no hay camino y deja rastro.



Lo que se encuentra detrás de nosotros y lo que se encuentra ante nosotros son asuntos pequeños en comparación con lo que se encuentra dentro de nosotros.



Lo que haces habla tan fuerte que no puedo oír lo que dices.



Las personas inteligentes tienen un derecho sobre las ignorantes: el derecho de instruirlas.



Muchos ojos pasan por el prado, pero pocos ven las flores en él.



Las flores son una orgullosa afirmación de que un rayo de belleza supera a todas las utilidades del mundo.



La tierra sonríe mediante las flores.



Las flores son una afirmación orgullosa de que un rayo de belleza supera en valor a todas las cosas materiales de este mundo.



El amor es como las flores silvestres, usualmente se encuentra en los lugares menos pensados.



Nada grande fue jamás conseguido sin entusiasmo.



Un héroe no es más valiente que un hombre normal, pero es valiente cinco minutos más.



El dinero a menudo cuesta mucho.



La pobreza consiste en sentirse pobre.



Es muy difícil ser lo suficientemente simple para ser bueno.



La sabiduría tiene su raíz en la bondad.



El entusiasmo es la madre del esfuerzo, y sin él no ha sido conseguido nada que merezca la pena.



Cuando esta oscuro, puedes ver las estrellas.



Ser tú mismo en un mundo que constantemente intenta hacerte otra cosa, es el mayor logro.



Los retos hacen que la vida sea interesante. Superarlos es lo que hace que la vida tenga sentido.



Lo que está por delante de nosotros y por detrás de nosotros son tan solo pequeñeces comparado con lo que hay dentro de nosotros.



La única forma de tener un amigo es ser uno.



Las cosas que se enseñan en las escuelas y facultades no son educación, sino los medios de la educación.



Los malos tiempos tienen un valor científico. Son ocasiones que un buen alumno no se perdería.



Lo que se esconde detrás de ti y lo que está en frente de ti, palidece en comparación con lo que está dentro de ti.



El entusiasmo es la madre del esfuerzo y sin él nada grande ha sido conseguido.



Adquirimos la fuerza que hemos superado.



El dolor mira hacia atrás, las preocupaciones miran alrededor, la fe mira hacia arriba.



El acontecimiento principal de nuestra vida es el día en que encontramos en viejos conocidos una mente que nos sobresalta.



La vida es un experimento. Cuantos más experimentos haces, mejor.



No sea demasiado tímido y delicado con sus actos. Toda vida es un experimento. Los que más experimentan son los que lo hacen mejor.



Todo hombre considera su condición humana con cierto aire de melancolía.



El suelo duro y los cuatro meses de nieve hacen que los habitantes de la zona templada del norte sean más sabios y capaces que sus compañeros que disfruta de la sonrisa fija de los trópicos



Usted acaba de comer al mediodía; y no importa cuán cuidadosamente haya escondido el matadero a una distancia prudencial de pocos o muchos kilómetros: usted es culpable.



No olvidéis que por muy distante y escondido que se encuentre el matadero, siempre hay complicidad.



Los grandes hombres son aquellos que ven que la espiritualidad es más fuerte que cualquier fuerza material, que los pensamientos gobiernan el mundo.



Ningún miembro de la tripulación es alabado por la robusta individualidad de su remo.



Termina cada día antes de comenzar el siguiente e interpón un sólido muro de sueño entre los dos.



El sentido común es la genialidad vestida con ropa de trabajo.



En cualquier sociedad existen algunos hombres que nacen para gobernar y algunos otros que sirven para asesorar.



Los hombres superficiales creen en la suerte. Los hombres fuertes creen en la causa y efecto.



Ganamos fuerza de las tentaciones que resistimos.



Atrévete a soñar la vida que has soñado para ti mismo. Ve hacia adelante y haz que tus sueños se hagan realidad.



Cada minuto que estas cabreado, renuncias a sesenta segundos de paz mental.



Por cada minuto que permaneces enojado, pierdes sesenta segundos de tranquilidad.



El sol brilla, nos calienta y nos alumbra, y no tenemos curiosidad de saber porqué es así; sin embargo, nos preguntamos por la razón del mal, el dolor y el hambre.



Este nuevo día es demasiado querido, con sus esperanzas e ilusiones, para desperdiciarlo pensando en el ayer.



En todo hombre hay algo que puedo aprender y de lo que puedo ser su pupilo.



El secreto de la educación reside en respetar al estudiante.



He aquí un consejo que una vez oí dar a un joven: “Haz siempre lo que temas hacer.



Por cada minuto que pasas enfadado, pierdes 60 segundos de paz interior.



Nadie puede darte la paz interior, excepto tú mismo.



Vive bajo el sol, nada en el mar, bebe el aire salvaje.



La naturaleza siempre lleva los colores del espíritu.



La naturaleza nunca se apresura. Átomo por átomo, poco a poco logra su trabajo.



La tierra ríe en las flores.



Muchos ojos miran a través del prado, pero son pocos los que ven las flores en él.



No sigas el camino, ve en su lugar donde no hay camino y deja huella.



La envidia es la tasa que toda distinción debe pagar.



La envidia es ignorancia.



El entusiasmo es la madre del esfuerzo, y sin el jamás se consiguió nada grande.



La curiosidad está al acecho de cada secreto.



La marca invariable de la sabiduría es ver lo milagroso en lo común.



Todo atardecer trae consigo la promesa de un nuevo amanecer.



Medita al atardecer, mirando las estrellas y acariciando a tu perro. Es un remedio infalible.



Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir.