× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Jane Austen

Frases de Jane Austen

Fue una novelista británica que vivió durante la época georgiana.

0


No hay encanto igual a la ternura del corazón.



Podría fácilmente perdonar su orgullo, si no hubiera mortificado el mío.



Hay gente que, cuanto más haces por ellos, menos hacen por sí mismos



La amistad es sin duda el mejor bálsamo para los dolores de la decepción amorosa



No recuerdo haber leído ningún libro que no hable de la inestabilidad de la mujer. Quizás porque fueron escritos por hombres



Todos los libros hablan de que las mujeres son inestables, claro, todos los escriben hombres.



No hay disfrute como la lectura.



El rencor implacable es una verdadera sombra del carácter.



Las personas enojadas no siempre son sabias.



Los negocios podrían traer dinero, pero la amistad raramente lo hace.



Lejos y cerca son cosas muy relativas y dependen de muy distintas circunstancias.



No hay distancias cuando se tiene un motivo.



No existe nada que no haría por aquellos que son realmente mis amigos. No tengo noción de amar a las personas a medias, no es mi naturaleza.



Cada quien encontró su mayor seguridad en silencio.



Las tonterías dejan de serlo cuando son realizadas de forma atrevida por gente con sensibilidad.



Recordar y olvidar me parecen algo particularmente insondable...



Odio oír que hablen de las mujeres como si fueran damas refinadas en vez de criaturas racionales. Nadie quiere vivir en aguas apacibles toda su vida.



La vanidad y el orgullo son dos cosas completamente distintas, aunque a veces se utilizan como si fuesen sinónimos.



Podría sencillamente perdonarle su orgullo siempre y cuando él no hubiera modificado el mío.



El orgullo se relaciona más con nuestra opinión de nosotros mismos, la vanidad con lo que creemos que otros piensan de nosotros.



La vanidad es un defecto. Pero el orgullo, en caso de personas de inteligencia superior, creo que es válido.



Adiós a la decepción y al malhumor. ¿Qué son los hombres para las rocas y las montañas?



No hay nada como el hogar y la familia para estar realmente cómodo.



¡Qué extrañas criaturas son los hermanos!



La amistad es, sin duda, el mejor bálsamo para los dolores de amor decepcionado.



La mitad del mundo es incapaz de entender las diversiones de la otra mitad.



Las sorpresas son tonterías. El placer no se ha mejorado, y el inconveniente es a menudo considerable.



La mitad del mundo no puede comprender los placeres de la otra mitad.



La persona, sea el caballero o señora, que no tiene placer en una buena novela, debe ser intolerablemente estúpido.



La imaginación de una señora es muy rápido, sino que salta de la admiración al amor, del amor al matrimonio en un momento.



Ningún hombre se siente ofendido por la admiración de otro hombre de la mujer que ama, es la única mujer que puede hacer que sea un tormento.



La felicidad en el matrimonio depende enteramente de la suerte.



Cuando se unen la juventud y la desconfianza, se requiere firmeza poco común de la razón para resistir la atracción de ser llamada la chica más encantadora del mundo.



Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero en posesión de una buena fortuna, debe estar en la falta de una esposa.



Hay desde luego no tantos hombres de gran fortuna en el mundo, ya que hay mujeres bonitas que merecemos.