× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Indiferencia

474

  • No prestamos atención alguna a lo que tenemos ante los ojos; indiferentes a lo que nos rodea, vamos en pos de lo remoto.



  • Si nos cruzamos de brazos seremos cómplices de un sistema que ha legitimado la muerte silenciosa.



  • Cuando cubra las montañas de blanca nieve el enero, tenga yo lleno el brasero de bellotas y castañas, y quien las dulces patrañas del rey que rabió me cuente... Y ríase la gente.



  • No quiero morir, aunque en realidad el estar muerto me parece indiferente.


  • Te pueden interesar también



  • Nadie es lo suficientemente pequeño o pobre para ser ignorado.



  • He perdido mi reputación. Pero no la echo en falta.



  • Un mejor país se construye con buenas acciones, no con indiferencia ni derramando la sangre del conciudadano.



  • ¿Cree usted que hay alguna distinción entre la ignorancia y la indiferencia? Ni lo sé, ni me importa.



  • Un millón de niñitos se nos muere de hambre y un silencio se duerme contemplándolos.



  • Al que se ve colmado de conveniencias, las ajenas desgracias poco le inquietan; porque es muy cierto que el harto no se acuerda del que está hambriento.



  • Pocos hombres han existido que hayan sido admirados por sus familiares.



  • Se está haciendo la dura porque en realidad le gusto. Debe de ser de esas que creen que la mejor manera de excitar a un hombre es realizándole hasta que le vuelven loco.



  • Nuestra sociedad no conoce prelación, codificaciones definitivas, centro, sólo estimulaciones y opciones equivalentes en cadena. De ello proviene la indiferencia posmoderna, indiferencia por exceso, no por defecto, por hipersolicitación, no por privación.



  • Lo malo de un país no consiste en su debilidad, sino en que ésta sea ignorada de quienes tienen inexcusable obligación de conocerla.



  • No hay nada más duro que la suavidad de la indiferencia.



  • ¿Cuál es el destino más bello? Tener genio y permanecer oscuro.



  • El verdadero odio es el desinterés, y el asesinato perfecto es el olvido.



  • La ausencia del Estado genera que los conciudadanos busquen llenar el vacío a través de comportamientos de agresión.


  • Te pueden interesar también



  • La ausencia de amor es insignificante comparado con la indiferencia de un amor.



  • No resistencia, no juzgar y desapego son los tres aspectos de la verdadera libertad y la vida iluminada.



  • ¿Quieres ser invisible para los hombres? Sé pobre. ¿Quieres ser invisible para las mujeres? Sé viejo.



  • Todo lo tiene a quien no se le da nada de lo que no le importa.



  • La indiferencia actúa poderosamente en la historia. Actúa pasivamente, pero actúa.



  • La indiferencia. La peor de las enfermedades, peor que la peste y peor que los alemanes. La peste se erradica, y los alemanes, nacidos mortales, acabarán muriendo todos. En cambio, la indiferencia no se combate, o es muy difícil. La indiferencia es la razón misma por la cual nunca podremos dormir tranquilos; un día perderemos todo, no porque seamos débiles y nos aplaste alguien más fuerte, sino porque hemos sido cobardes y no hemos hecho nada.



  • Cuando viene una ofensa hacia mí, levanto un poco mi corazón y pasa por debajo de él sin rozarlo siquiera.



  • Y mientras miserablemente se están los otros abrasando de sed insaciable del no durable mando, tendido yo a la sombra esté cantando.



  • La imparcialidad es un nombre pomposo para la indiferencia, que es un nombre elegante para la ignorancia.



  • La peor de las actitudes es la indiferencia, decir no puedo hacer nada, ya me las arreglaré.



  • Creo que en el mundo de hoy la única libertad posible es la indiferencia. Por eso seguiré viviendo con mi sable y mi caballo.



  • A la gente le da todo igual; mientras no le tiren la basura del otro lado de la tapia, ni le llegue el olor de podredumbre a la terraza, se puede hundir el mundo en mierda.



  • Hitler ordenó: destruir completamente Varsovia. Calle por calle, casa por casa, con explosivos y lanzallamas arrasaron toda la ciudad mientras el mundo nos daba la espalda.



  • La vida no se deja conmover por la compasión, prosigue su camino a pesar de los gritos de angustia o de odio.



  • Al principio la droga te pone eufórico. Es como ganar un campeonato. Y pensás: mañana qué importa, si hoy gané el campeonato.



  • El arte, esa nueva y tiránica religión que se sitúa por encima del bien y del mal, y es indiferente al hombre, al placer, al dolor, a la moral, a la vida y a la muerte.



  • Dicen que las mujeres y los gatos nunca vienen cuando se les llama, pero acuden sin falta en cuanto no se les hace caso.



  • Fingid que ignoráis la existencia de vuestros enemigos; no incurráis en la vulgaridad de defenderos de ellos.



  • Aquello contra lo que luchaban en vano los dioses y todo humano sensato no era la estupidez. Era la pura indiferencia, la desconsiderada y maldita indiferencia ante los intereses de cualquiera excepto los propios.



  • La ausencia de entusiasmo es indisimulable y la percibe hasta el más optimista.



  • ¡Cuántos excelentes discursos y cuántas acciones honestas han dejado de dar fruto, nada más que por no haber afectado indiferencia en aquellos casos donde convenía fingirla!



  • La indiferencia ante los problemas morales es la enfermedad de las clases ilustradas.