Frases de Amor Cortas

Frases de Amor Cortas

Frases cortas de amor. Docenas de frases de amor cortas para compartir con alguien especial.


Tus defectos te hacen perfecta.



Resulta hermoso contemplar el paisaje desde la cima de una montaña, pero lo es más decirte te amo cada mañana.



– ¿Te importaría llenar mi copa de pasión? + ¿Cómo? – Es que tengo sed de tu amor.



Cuando no podemos hablar, mi día se impregna de oscuridad, y es que tú eres la única estrella que me alumbra, la única que quiero adorar.



Llamé a un artista para que pintase tu rostro, pero me dijo que no existían colores para algo tan precioso.



Basta con que me sonrías para darme cuenta de que cada vez que te veo, me muerto por besarte...



El otro día corté una naranja en dos; uno de los trozos se fue rodando hasta tu casa, intentando encontrarte, ya que es consciente de que tú, amor mío, eres mi media naranja.



Si te sobra un segundo, regálamelo, pues con él prometo hacerte la mujer más dichosa de este mundo.



Te venero como a una diosa, porque por fuera eres bella, pero por dentro hermosa.



Si las calles fuesen praderas y las personas flores, como te quiero con todas mis fuerzas te escogería a ti, la más linda de los claveles.



Acariciar un cuerpo es muy fácil... lo difícil es acariciar el alma. Y eso es lo que tú hiciste, y por eso me enamoré de ti.



Un aroma que nunca me cansaré de respirar, unos oídos que todos los días desearé susurrar, pero por encima de todo, una boca que cada mañana anhelaré besar.



No me creo que seas hombre, ya que todos los hombres son imperfectos.



No tengo ni idea de adónde me llevará el destino, pero lo que sí que tengo claro es que será contigo.



El amor que me has hecho sentir es tan inmenso que no cabe ni en diez universos.



Aunque de mi puño y letra han nacido libros de amor, ninguna frase es capaz de expresar lo que siente mi corazón.



Mis pies sirven para caminar, mis orejas para escuchar, mis ojos para mirar y mi corazón para decirte «te amo» desde lo más profundo de mi alma.



Eres el vivo retrato de la naturaleza, tus ojos son el cielo, tu piel las rosas y tus labios el mar.



Ni el chocolate me sabe dulce una vez que te he besado.



Si hay algo que más me gusta que tu sonrisa, es cuando sonríes el verme cariño.