× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Henry Ward Beecher

Frases de Henry Ward Beecher

Fue un clérigo congregacionalista estadounidense y prominente abolicionista de la esclavitud.

0


El mejor éxito de uno viene después de sus mayores desilusiones.



Nuestros mejores éxitos vienen a menudo después de nuestras mayores decepciones.



La gratitud es la flor más bella que brota del alma.



Ningún café puede ser bueno en la boca si primero no ha mandado una dulce oferta de olor a las fosas nasales.



"Puedo perdonar, pero no olvidar", es sólo otro forma de decir, "No puedo, perdona"



Un buen humor hace de todas las cosas tolerables.



Las flores pueden llamarnos la atención, pero le hablan al cielo y a Dios.



Las flores son las cosas más hermosas que Dios ha hecho y a las que ha olvidado ponerles un alma.



Puedo perdonar, pero no olvidar, es simplemente otra forma de decir no puedo perdonar.



La pobreza es buena en términos de poemas, de máximas y de sermones, pero muy mala para la vida práctica.



No puedes eliminar los pobres de la comunidad. Los pobres son indispensables para los ricos.



No debemos juzgar a las personas por el punto más alto al que han llegado, sino por la distancia que han recorrido desde el punto en que comenzaron.



Se es rico o pobre de acuerdo a lo que se es, no de acuerdo a lo que se tiene.



El arte de ser feliz reside en el poder de extraer la felicidad de las cosas comunes.



Un hombre orgulloso rara vez es agradecido, porque nunca piensa que consigue todo lo que se merece.



El corazón ingrato no descubre misericordias; pero el corazón agradecido encontrará, en cada hora, algunas bendiciones celestiales.



La diferencia entre perseverancia y terquedad, es que la primera se deriva de un fuerte deseo, mientras que la segunda, se debe a una falta de fuerza de voluntad.



Dios hace la vida fértil por las desilusiones, al igual que hace la tierra fértil por las heladas.



Los mejores éxitos llegan tras las grandes decepciones.



Cada artista sumerge su pincel en su propia alma, y pinta su propia naturaleza en sus imágenes.



El mejor éxito llega después de la mayor decepción.



No es lo que tenemos, sino el no darnos por vencidos lo que nos hace ricos.



Compasión curará más pecados que condena.



El verdadero secreto de dar consejos es, después de que honestamente ha dado, para ser completamente indiferente si se toma o no, y no persisten en el intento de liberar a la gente correcta.



La grandeza no reside en ser fuerte, pero en el derecho de uso de la fuerza, y la fuerza no se utiliza correctamente cuando sólo sirve para llevar a un hombre por encima de sus semejantes para su propia gloria solitaria. Él es el más grande cuya fuerza lleva a la mayoría de los corazones de la atracción de los suyos.



Las lágrimas son a menudo el telescopio por el cual los hombres ven lejos en el cielo.



Todos los hombres son tentados. No hay hombre que vive, que no pueden dividirse, a condición de que la tentación a la derecha, puesto en el lugar correcto.



Los libros no son los hombres y sin embargo seguir con vida.



Cuando los jóvenes de una nación son conservadoras, su campana funeral ya se toca.