× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Gabriel García Márquez

Frases de Gabriel García Márquez

Fue un escritor, guionista, editor y periodista colombiano. En 1982 recibió el Premio Nobel de Literatura.

218


Nadie merece tus lágrimas, y quien las merezca nunca te hará llorar.



La sabiduría llega cuando ya no nos sirve de nada.



El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señarlarlas con el dedo



Mantén la calma. Dios te espera en la puerta.



No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad



Hay que ser infiel, pero nunca desleal.



La infidelidad mata el amor.



Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.



Había la dureza de los senos, el hábito de la ternura, pero conservaba intacta la locura del corazón.



Quería quedarse para siempre junto a ese cutis de lirio, junto a esos ojos de esmeralda.



No es cierto que la gente deja de perseguir sueños porque envejecen, comienzan a envejecer porque dejan de perseguir sueños.



Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.



Un minuto de reconciliación tiene más mérito que toda una vida de amistad.



Un único minuto de reconciliación vale más que toda una vida de amistad.



El primero de la estirpe está amarrado en un árbol y al último se lo están comiendo las hormigas.



Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente, y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.



No, no soy rico. Soy un hombre pobre con dinero, lo que no es lo mismo.



Desde muy niño tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela.



La sensibilidad desaparece y la razón comienza a embotarse hasta cuando se pierde la noción del tiempo y del espacio.



Aquellos que querían dormir, no por fatiga, sino por la nostalgia de los sueños.



La nostalgia, como siempre, había borrado los malos recuerdos y magnificado los buenos.



Y el alma se le cristalizó con la nostalgia de los sueños perdidos.



Querían dormir, no por cansancio sino por nostalgia de los sueños.



Bailó casi tres horas, haciendo repetir la pieza cada vez que cambiaba de pareja, tratando quizás de reconstituir el esplendor de antaño con las cenizas de sus nostalgias.



Hasta la adolescencia, la memoria tiene más interés en el futuro que en el pasado, así que mis recuerdos del pueblo no estaban todavía idealizados por la nostalgia.



No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.



La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener



Recordar es fácil para el que tiene memoriaOlvidarse es difícil para quien tiene corazón



Esa tarde se preguntó a sí mismo, con su infinita capacidad de ilusión, si tal indiferencia implacable podría no ser un subterfugio para ocultar los tormentos del amor.



El mundo habrá terminado de joderse el día en que el hombre viaje en primera y la literatura en el vagón de carga.



La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido.



El afán de querer olvidarte es mi mayor ímpetu para recordarte.



No es verdad que la gente pare de perseguir sus sueños porque sean mayores, se hacen mayores porque dejan de perseguir sus sueños.



La ilusión no se come -dijo ella. No se come, pero alimenta -replicó el coronel.



El amor se hace más grande y noble en la calamidad.



Entonces lloré por él y por mí, y recé de todo corazón para no encontrarme con él nunca más en mis días.



La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.



Ningún lugar es más triste que una cama vacía.



Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos.



Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.



La ficción se ideó el día en que Jonah llegó a casa y le dijo a su esposa que había llegado tres días tarde porque una ballena se lo había tragado.



Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.



Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.



Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.



Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.



La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.