Frases de Friedrich Nietzsche

Frases de Friedrich Nietzsche

Fue uno de los más grandes filósofos de todos los tiempos, siendo reconocido como una figura de la filosofía contemporánea.

0


Una virtud hipertrofiada puede acarrear tantos males como un vicio hipertrofiado.



Siempre hay algo de locura en el amor. Pero también hay siempre algo de razón en la locura.



El amor es ciego; la amistad cierra sus ojos.



El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.



Es imposible sufrir sin hacer que alguien pague por ello; cada queja ya contiene venganza.



La diferencia entre Dios y yo es que yo existo.



El gran estilo nace cuando lo bello obtiene la victoria sobre lo enorme.



¡Dios está muerto! ¡Sigue muerto! Y lo hemos matado entre todos.



Sin música la vida sería un error.



Cuando se tienen muchas cosas que meter en él, el día tiene cien bolsillos.



Cómo podrías renacer sin antes haber quedado reducido a ceniza.



El amor no es consuelo, es la luz.



Pido pues a mi orgullo que siempre vaya del brazo con mi cordura. Y cuando me abandone mi cordura, pues le gusta alzar el vuelo, que mi orgullo vuele siquiera del brazo con mi locura.



No me molesta que me hayas mentido, me molesta que a partir de ahora no pueda creerte



Uno debe morir con orgullo cuando ya no es posible vivir con orgullo.



La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano.



Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti.



La boca puede mentir, pero la mueca que se hace en ese momento revela, sin embargo, la verdad.



El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.