× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Emiliano Zapata

Frases de Emiliano Zapata

Fue uno de los líderes militares y campesinos más importantes de la Revolución mexicana y un símbolo de la resistencia campesina en México.

0


Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado.



Mejor morir de pie que vivir de rodillas



La ignorancia y el oscurantismo en todos los tiempos no han producido más que rebaños de esclavos para la tiranía.



Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres.



Perdono al que roba y al que mata, pero al que traiciona, nunca.



La tierra es para quien la trabaja.



El que quiera ser aguila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no grite cuando lo pisen.



El burgués, no conforme con poseer grandes tesoros de los que nadie participa en su insaciable avaricia, roba el producto de su trabajo al obrero y al peón.



...y no satisfecho aún, lo insulta y lo golpea haciendo alarde del apoyo que le prestan los tribunales, porque el juez, única esperanza del débil, hállase también al servicio de la canalla.



Los enemigos de la patria y de las libertades de los pueblos, siempre han llamado bandidos a los que se sacrifican por las causas nobles de ellos.



Voy a decir verdades amargas, pero nada expresaré a usted que no sea cierto, justo y honradamente dicho.



Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno.



Tan hermosa conquista ha costado al pueblo mexicano un terrible sacrificio, y es un deber, un deber imperioso para todos, procurar que ese sacrificio no sea estéril.



No queremos ni la paz de los esclavos ni la paz de la tumba.



Yo estoy resuelto a luchar contra todo y contra todos sin más baluarte que la confianza y el apoyo de mi pueblo.



Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas o por cohecho o soborno están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos.



Lo indispensable es que todos nos irgamos resueltos a defender el interés común y a rescatar la parte de soberanía que se nos arrebata.



Ruego a usted y a todos sus secuaces se dirijan a la cabeza y no a los pies para arreglos de paz.



¡Libertad, Justicia y Ley!



Mi personalidad y la de los míos han sido villanamente calumniados por la prensa banal y corrompido de la Ciudad de México.



La paz sólo puede restablecerse teniendo por la base la justicia, por palanca y sostén la libertad y el derecho y por cúpula de ese edificio, la reforma y el bienestar social.



La posición del hacendado respecto de los peones, es enteramente igual a la que guardaba el señor feudal, el barón o el conde de la Edad Media, respecto de sus siervos y vasallos.



Aguardamos la hora decisiva, el momento preciso en que los pueblos se hunden o se salvan.



La tierra volverá a quienes la trabajan con sus manos.



Juntos compartimos los azares de la guerra, la desolación de nuestros hogares, el derramamiento de sangre de nuestros hermanos y los toques marciales de los clarines de la victoria.



A mí me persiguen por el delito de querer que coman los que siempre han tenido hambre.



Señores el que no tenga miedo que pase a firmar, pero sepan que van a firmar el triunfo o la muerte.



Es tiempo de retirarse, es tiempo de dejar el puesto a hombres más hábiles y más honrados..



Sería un crimen prolongar esta situación de innegable bancarrota moral, económica y política.



¡Somos partidarios de los principios y no de los hombres!.



¡Tierra y Libertad!.



Mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado.