Frases de Dolor

Frases de Dolor

Frases de dolor para consolar tu corazón. Cuando tenemos dolor, se necesitan palabras para ver las cosas de manera diferente.

1.2k

  • El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.



  • El dolor más intenso no es físico; es aquél que te roba la ilusión por la vida.



  • De buen recibo acoge al dolor si proviene del arrepentimiento.



  • Si el dolor jura, tiembla, porque cumple.



  • El tiempo no cura los dolores, solo las acciones.



  • El sufrimiento no desaparece con el tiempo, sino con fuerza de voluntad.



  • El peor dolor no es el que mata, sino el que te quita las ganas de vivir.



  • Un alma triste puede matarte más rápido que una bacteria.



  • Mi mejor maestro es el dolor.



  • Cuando la tristeza promete, ve con cuidado, ya que suele convertirse en realidad.



  • Cualquier tontería nos parece un suplicio cuando estamos abatidos por el dolor.



  • El destino te impondrá pruebas que solo podrás superar soportando el dolor.



  • Si todavía sigues en pie, significa que puedes resistir cualquier tipo de dolor.



  • Un silencio y una mirada bastan para percatarse de que una persona padece depresión.



  • Es mejor sentir dolor que apatía, ya que con el primero aprendes una lección.



  • Un hombre no puede disfrutar del placer en su plenitud si primero no ha experimentado la tortura del dolor.



  • El llanto de un niño no es objeto de mofa. Los adultos no son los únicos que padecen. El dolor demuestra madurez, porque implica asumir que algo te ha vencido.



  • La risa y el dolor no son tan diferentes. De hecho, mucha gente llora de felicidad.



  • Gozo y pesar no son antagónicos; de hecho conviven y se integran en nuestro día a día.



  • Los buenos viajes están repletos de senderos complicados que te traen recuerdos del pasado.



  • Prefiero callar y sonreír, porque si hablo, acabaré llorando.



  • Cuando sufras un contratiempo o una decepción, baja la cabeza y sigue adelante.



  • A menudo, el hombre suele ver negro donde hay blanco cuando el dolor se ha apoderado de su alma.



  • La soledad no es silenciosa, es ruidosa y terrible. Ensordece el alma y nos ahoga en un mar de tristeza que parece no tener fin.



  • El dolor y la tristeza son de los peores sentimientos de la vida, pero son necesarios, porque nos fortalecen. Cada vez que morimos de dolor, aprendemos a levantarnos y vivir de nuevo necesitamos más fuerza de la que creíamos capaces de reunir.


?>