× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Ayn Rand

Frases de Ayn Rand

Fue una filósofa y escritora rusa de origen judío que obtuvo la nacionalidad estadounidense.

0


La persona que no se valora a sí misma, no puede valorar nada ni a nadie.



Aprende a valorarte, lo que quiere decir: lucha por tu felicidad.



Las personas honestas nunca son susceptibles sobre la cuestión de ser de confianza.



Un hombre creativo está motivado por el deseo de lograr, no por el deseo de vencer a los demás.



La ética es un código de valores que guía nuestras decisiones y acciones, y determina el propósito y rumbo de nuestras vidas.



La pregunta no es quién me lo va a permitir, sino quién va a detenerme



La pregunta no es quién me va a dejar, sino quién me va a detener.



No construyo para tener clientes. Tengo clientes para construir.



Un edifico tiene integridad al igual que un hombre.



La felicidad es el estado de consciencia que procede del logro de los valores propios.



El dinero es una herramienta. Te llevará a donde desees, pero no te reemplazará como conductor.



El dinero es solo una herramienta. Te llevará donde quieras, pero no te reemplazará como el conductor de tu vida.



Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad.



La felicidad es ese estado de conciencia que procede de la consecución de los valores de cada uno.



Un hombre creativo esta motivado por el deseo de conseguir, no por el deseo de superar a otros.



La cuestión no es quién me va a dejar, es quién me va a parar.



Una persona creativa está motivada por el deseo de lograr, no por el deseo de ganar a otros.



La verdad no es para todos los hombres, sólo para aquellos que la buscan.



Hay dos lados para cada problema: uno es lo correcto y el otro es lo incorrecto, pero el medio siempre es el mal.



El mal requiere la sanción de la victima.



El deseo por el poder es una maleza que solo crece en los lotes abandonados de una mente vacía.



Tan sólo existe una forma de depravación humana: carecer de metas.



Vender tu alma es la cosa más fácil del mundo.