× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Antoine de Saint-Exupéry

Frases de Antoine de Saint-Exupéry

Fue un aviador y escritor francés, autor de la famosa obra El principito.​

0


Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad.



La tristeza es una de las vibraciones que prueban que estamos vivos.



El que se ha ido se encuentra con nosotros de forma más intensa que el hombre que vive.



Cuando te hayas consolado, te alegrarás de haberme conocido



Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones



Dime quién esta enamorado de ti y te admira y te diré quién eres.



Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.



Socavar la autoestima de un hombre es un pecado.



Un objetivo sin un plan es solo un deseo.



La huida no ha llevado a nadie a ningún sitio.



Tengo miedo de herir el corazón de alguien. ¿Por qué? porque sé como duele



Solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.



Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó.



La dignidad del individuo consiste en no ser reducido al vasallaje por la largueza de otros.



Eres responsable siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa.



El fracaso fortifica a los fuertes.



Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.



Los niños han de tener mucha tolerancia con los adultos.



El amor no es mirarse a los ojos, sino mirar juntos en la misma dirección.



Y aquí está mi secreto, un secreto muy sencillo: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para el ojo.



Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada.



Solo se ve bien con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos.



Nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas.



Vivir es nacer poco a poco. Sería demasiado fácil si pudiéramos pedir prestadas almas preparadas.



El campo de la consciencia es pequeño. Solo acepta un problema a la vez.



No conozco más que una libertad y es la libertad de la mente.



Una pila de rocas deja de ser una pila de rocas en el preciso momento en el que un hombre la contempla y tiene en la mente la imagen de una catedral.



Es solo con el corazón que se puede observar con certeza a la verdad. Lo esencial es invisible a la vista.



Siempre he amado el desierto. Uno se sienta en una duna de arena del desierto, no ve nada, no oye nada. Sin embargo, a través del silencio algo palpita, y brilla.



Si quieres comprender la palabra felicidad, tienes que entenderla como recompensa y no como fin.



El pato es feliz en su sucio charco porque no conoce el mar.



Si el insomnio de un músico le hace crear hermosas obras, es un hermoso insomnio.



Es todo un secreto, el país de las lágrimas.



Lo único que importa es el esfuerzo.



Sé que sólo hay una libertad: la de pensamiento.



Cuando uno se encuentra tan triste, gustan las puestas de sol.



No heredamos la tierra de nuestros antepasados. La legamos a nuestros hijos.



Era demasiado joven para saber cómo amarla.