× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases contra el Cáncer

Frases contra el Cáncer. Encuentra docenas de Frases contra el Cáncer con fotos para copiar y compartir.

0

  • El diagnóstico de un cáncer te cambia para siempre. Siempre recuerdas el momento en que vino.



  • Nos afecta a todos. Ya seas, hombre o mujer, cuídate.



  • Cuando pasas por una experiencia como esa, tus prioridades cambian y te das cuenta de lo que es realmente importante para ti.



  • Lucha siempre con determinación. Nunca te rindas.


  • Te pueden interesar también



  • Siempre muestran el cáncer de vómito y dolor físico y nunca a los supervivientes. Puedo contar con ambas manos la gente que ha sobrevivido al cáncer. No todo el mundo muere de cáncer, también se sobrevive, y no solo en Houston.



  • Me di cuenta de que podía ser el ejemplo de una mujer que no solo es consciente de su cáncer de mama, sino que actúa contra él.



  • Crecer por crecer es la ideología de la célula del cáncer.



  • Lo primero que pierdes con el cáncer son las caricias y los abrazos. Todo el mundo te da golpes en la espalda, pero casi nadie te abraza o te acaricia. Todo el mundo tiene miedo de mostrar sus sentimientos porque eso significa que piensan que puedes morir. Había un médico que siempre me tocaba el pelo y la nuca. Me daba la sensación de que viviría, de que era importante.



  • El cáncer me enseñó a parar de guardar cosas para una ocasión especial. Cada día es especial. No tienes que tener cáncer para vivir una vida al máximo. ¿Mi filosofía post-cáncer? No hay pérdida de tiempo. No hay ropa fea. No hay películas aburridas.



  • El cáncer de mama no es solo una enfermedad que ataca a las mujeres. Ataca al corazón de quienes somos como mujeres: cómo nos perciben los demás, cómo nos percibimos a nosotras mismas, cómo vivimos, trabajamos y criamos a nuestras familias, o si hacemos todas estas cosas al fin y al cabo.



  • Lance Armstrong, el famoso ciclista y más importante, superviviente del cáncer, han dicho que si alguna vez tienes una segunda oportunidad para algo, tienes que darlo todo.



  • El gran error del tratamiento de enfermedades es que hay médicos para el cuerpo y para el alma, aunque no pueden ser separados.



  • Es muy importante hablar sobre el cáncer y los pensamientos que tienes sobre él.



  • Tócate para que no te toque. Siempre con amor todo obstáculo es mejor.



  • Si los niños tienen la habilidad de ignorar todas las probabilidades y porcentajes, quizás podemos aprender de ellos. Cuando piensas sobre ello, ¿Qué otra opción hay a parte de la esperanza? Tenemos dos opciones médicamente y emocionalmente: rendirse o luchar.



  • Se trataba de ganar a cualquier precio. Cuando me diagnosticaron cáncer estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para sobrevivir. Tomé esa misma actitud -ganar a cualquier precio- en el ciclismo.



  • Pero no se podía negar su sonrisa. Esa sonrisa podía terminar con guerras y curar el cáncer.



  • Puedes ser una víctima o un superviviente del cáncer. Es una forma de pensar.


  • Te pueden interesar también



  • Una vez que te has enfrentado al cáncer, todo te parece una lucha bastante sencilla.



  • He amado a las estrellas con mucho cariño para temer a la noche.



  • Son sólo pechos. Es cierto, los amo, son míos, son hermosos. Pero si una mira todo el panorama, preferiría vivir mucho más tiempo y llegar a envejecer junto a mi marido. Saber establecer las prioridades es lo que mantiene mi esperanza.



  • Vences al cáncer por la forma en que vives, porque vives y de la manera en que vives.



  • Cuando regresé a Gotemburgo fue con el diagnóstico grave de cáncer. No recuerdo nada en particular del viaje de vuelta, solo la gratitud hacia mi esposa Eva Bergman, quien estaba conmigo.



  • Soy una de esas personas que dirá, «mi cáncer fue un regalo».



  • Puede haber vida después del cáncer de mama. El requisito previo es la detección temprana.



  • Durante la mayor parte de mi vida había operado bajo un esquema simple de ganar y perder, pero el cáncer me estaba enseñando a tolerar las ambigüedades.



  • Tengo mucha suerte; soy una persona que actualmente vive con un cáncer bajo control.



  • El tiempo se acorta, pero cada día que enfrento a este cáncer y sobrevivo a él es una victoria para mí.



  • Sigo soñando en un futuro, un futuro con una larga y saludable vida, no vivida en la sombra del cáncer sino en la luz.



  • El deseo de sanarse siempre ha sido la mitad de la sanación.



  • Cuando fui diagnosticada con cáncer supe que lo único que podía controlar era lo que comía, lo que bebía y lo que pensaba.



  • El cáncer es una enfermedad donde el paciente puede contribuir en gran medida para ayudarse a sí mismo si puede mantener su moral y sus esperanzas.



  • No se necesita más que una sola célula alterada para enfermar de cáncer.



  • Me gustó recordar esos momentos difíciles, cuando me diagnosticaron un cáncer y me dijeron que podía morir en tres meses. Pensé en cómo, con mi experiencia o la de gente como Lance Armstrong, hablar del tema puede servir de inspiración y quizá ayudar a alguien. Pensar que vas a morir es devastador. Piensas que es el fin del mundo. Pero, si lo superas, compartirlo puede ser muy enriquecedor.



  • El susto de mi cáncer cambió mi vida. Estoy agradecida por cada día que tengo. Me ha ayudado a priorizar mi vida.



  • Dormí muchas horas, unas diez, quizá porque tardaba en recuperarme, porque dormir va bien para el cáncer, y quizá también porque era una adolescente que no tenía que despertarse a ninguna hora en concreto.



  • A menudo es en los cielos más oscuros que vemos las estrellas más brillantes.



  • Nos hemos olvidado que curar el cáncer comienza con prevenirlo.



  • Cuando tienes una enfermedad como el cáncer, miras la vida un poco diferente. Algunas cosas que eran importantes no parecen tan importantes como fueron.



  • El espíritu humano es más fuerte que cualquier cosa que le pueda ocurrir.