× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Rumores

Frases de Rumores. Encuentra docenas de Frases de Rumores con fotos para copiar y compartir.

0

  • La cantidad de rumores inútiles que un hombre puede soportar es inversamente proporcional a su inteligencia.



  • Si quieres vivir feliz, no te importe que te crean tonto.



  • Ninguna cosa despierta tanto el bullicio del pueblo como la novedad.



  • Si alguien debe saber algo de mí, seré yo quien se lo diga. Tenlo en cuenta para la próxima vez.


  • Te pueden interesar también



  • No me importa lo que digan de mi, yo solo sé lo que soy y lo que no soy.



  • Para causar un desastre cualquier rumor vale.



  • El chisme es el deporte oral más antiguo que se conoce: aun antes de la escritura, el «de boca en boca» era hace muchísimos años la forma que se utilizaba para transmitir los mensajes.



  • Convendría imponerse esta regla de conducta: no repetir nunca una afirmación malévola sin contrastar antes si es cierta. La verdad, empero, sería que se suprimiría toda conversación.



  • Sería necesarioimponer esta regla: no repetir jamás una afirmación malévola sin verificar su contenido. Aunque es cierto que así nunca se hablaría de nada.



  • La murmuración se parece al humo porque se disipa pronto, pero ennegrece todo lo que toca.



  • Ni gusto de murmurar ni consiento que delante de mí se murmure; no escudriño las vidas ajenas ni soy lince de los hechos de los otros.



  • Una murmuración malévola cantina sobre ruedas, y, quien más quien menos, todos las engrasan un poco mientras corre.



  • No se debe dar crédito a cualquier palabra ni a cualquier espíritu; mas con prudencia y espacio se deben, según Dios, examinar las cosas.



  • Vive como lo harías para no avergonzarte en el caso de que se divulgara lo que haces, aún en el caso de que fuera mentira lo que se divulga.



  • Las habladurías son como los virus. Se propagan y se multiplican en un abrir y cerrar de ojos y, cuando te das cuenta, todo el mundo está infectado.



  • Un daño incalculable puede hacerse moviendo las malas lenguas en chismes malévolos.



  • La gente es así, siempre está dispuesta a propagar rumores.



  • En este negocio hay que contar con los rumores y la presión. Tengo la sensación de que en cualquier momento podría encontrarme sin empleo.


  • Te pueden interesar también



  • Tengo una esposa y un hijo, pero los rumores de que soy gay han comenzado. Supongo que es una señal de que estoy subiendo la escalera.



  • Lo que diga la gente me da totalmente igual.



  • Pocos oyen murmurar de otro, que no les parezca poco lo que oyen y verdad lo que creen.



  • El murmurador a todos los cuerdos es aborrecible, porque cada uno se teme dél, y piensa que otro tanto dirá dél en ausencia, como dice de los otros.



  • Desgraciadamente, la opinión tiene más fuerza que la verdad.



  • La mayor parte de las mujeres prefiere que se hable mal de su virtud antes que de su encanto y belleza.



  • El vulgo a sus reyes no perdona si una vez pierde el miedo y la vergüenza del nuevo rey a murmurar comienza.



  • El rumor es la antesala de la noticia.



  • Frecuentemente la verdad suele ser lo contrario de los rumores que circulan acerca de los sucesos y de las personas.



  • Tenemos que preocuparnos menos de lo que piensen los demás, de cotilleos y de gente que no tiene nada más que hacer en la vida que criticar al resto de la humanidad.



  • Vivamos, Lesbia mía, y amémosnos; y no demos el valor de un ochavo a todas las habladurías de los viejos austeros.



  • Estos refieren a los otros lo que oyeron; crece la proporción de la falsedad y siempre el último narrador pone algo nuevo en el relato.



  • ¿Qué es la gloria? Hacer que se digan muchas majaderías a cuenta de uno mismo.



  • De las honras y las deshonras que vengan del vulgo, haz la misma cuenta; note entristezcas por éstas ni te alegres por aquéllas.



  • No hay mujer que sea buena si ve que dicen que es mala.



  • La maledicencia vuelve peor a quien la emplea, al que la escucha, y a veces también a quien es objeto de ella.



  • El que se adelanta a confesar el defecto propio, cierra la boca a los demás.



  • Por ruin que haya sido el pecado, son más ruines lo que con él se gozan.



  • Eres la hablilla de toda la ciudad y... no lo adviertes.



  • Aunque la murmuración es en sí mala, es buena para la república, porque no hay otra fuerza mayor sobre el magistrado.



  • El hombre prefiere que se digan cien mentiras acerca de él, a que se divulgue una sola verdad que desee tener oculta.



  • Un chisme es como una avispa; si no puedes matarla al primer golpe, mejor no te metas con ella.