× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Yibrán Jalil Yibrán

Frases de Yibrán Jalil Yibrán

Fue un poeta, pintor, novelista y ensayista libanés.

0


Existen aquellos que llevan la verdad dentro de sí pero no la expresan con palabras.



La amistad es siempre una dulce responsabilidad, nunca una oportunidad.



El amor es siempre tímido ante la belleza, al paso que la belleza anda siempre detrás del amor.



Nunca el amor ha conocido su propia intensidad hasta la hora de la separación.



La tristeza no es más que una valla entre dos jardines



Cuando te encuentres triste, observa de nuevo en tu corazón y verás que en verdad estás llorando por lo que ha sido anteriormente tu encanto.



El cariño y la bondad no son signos de debilidad y desesperación, sino manifestaciones de fuerza y ​​resolución.



El ayer no es más que el recuerdo de hoy, y el mañana es el sueño de hoy.



Trabajar con amor es construir una casa con cariño, como si vuestro ser amado fuera a habitar en esa casa.



El amor y la duda nunca han estado en buenos términos



Un día me preguntarás que es más importante, si mi vida o la tuya. Yo diré que la mía y tú te irás sin saber que tú eres mi vida.



Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.



El silencio del envidioso está lleno de ruidos.



Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad.



Todos somos como la luna brillante, todavía tenemos nuestro lado oscuro.



La perplejidad es el comienzo del conocimiento.



El arte es un paso desde lo visible y conocido hacia lo desconocido.



La música es el lenguaje del espíritu. Abre el secreto de la vida trayendo la paz y aboliendo la contienda.



En mi locura he hallado libertad y seguridad; la libertad de la soledad y la seguridad de no ser comprendido



Aquel que no usa su moralidad como su mejor atuendo, estaría mejor desnudo.



Si tu corazón es un volcán, ¿cómo esperas que en él broten flores?



Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes



Del sufrimiento emergieron las almas más fuertes, los carácteres sólidos tienen cicatrices



Todo lo que el espíritu desea, el espíritu alcanza.



Solo oramos cuando nos falta algo y estamos en apuros, ojalá ores cuando tengas todo y estés lleno de alegría y abundancia.



El acto más pequeño de amabilidad vale más que la intención más grande.



El matrimonio es un anillo de oro en una cadena que empieza en una mirada y acaba en la eternidad.



El amor es la única flor que crece y florece sin la ayuda de las estaciones.



Siembra una semilla y la tierra te dará una flor. Sueña tu sueño con el cielo y te traerá a tu amado.



Si revelas tus secretos al viento no le eches la culpa al viento por revelárselo a los árboles.



Si revelas tus secretos al viento, no culpes al viento por revelarlos a los árboles.



La vida es una isla, las rocas son sus deseos,los árboles sus sueños y las flores su soledad.



Un árbol es nuestro contacto más íntimo con la naturaleza.



Tu vida no esta tan determinada por lo que te trae la vida como por tu actitud ante ello; no tanto por lo que te ocurre como por la forma en que miras lo que te ocurre.



Desde siempre, el amor no conoce su propia muerte hasta la hora de la separación.



Un desacuerdo tal vez sea la distancia más corta entre dos mentes.



Siempre se ha sabido que el amor no conoce su propia profundidad hasta la hora de la separación.



La amistad siempre es una responsabilidad agradable, nunca representa una oportunidad.



No digas: ‘He encontrado la verdad’, sino: ‘He encontrado una verdad’.



La verdad necesita de dos hombres para ser descubierta: uno para decirla y otro para entenderla.



Nunca pienses que puedes tener el control sobre el curso del amor, ya que el amor, si te encuentra digno, dirigirá tu curso.



Los lobos cazan ovejas en la oscuridad de la noche, pero la mancha de sangre prevalece en las piedras del valle hasta que el amanecer llega y el sol revela el crimen ante todos.



Del sufrimiento surgen las almas más fuertes. Los caracteres más sólidos están plagados de cicatrices.



Hay un espacio entre la imaginación y el logro del hombre que solo puede ser atravesado por su anhelo.



El entusiasmo es un volcán en cuya cima nunca crece la hierba de la vacilación.



El dolor es la ruptura de la cáscara que encierra tu entendimiento.



Nuestra ansiedad no proviene de pensar en el futuro, sino de querer controlarlo.



Y, como las semillas soñando bajo la nieve, vuestro corazón sueña con la primavera.



La amabilidad es como la nieve: embellece todo lo que cubre



En el calor del verano, los segadores dicen:La hemos visto bailar con las hojas de otoño, y vimos una lluvia de nieve en su cabello



Si tu corazón es un volcán, ¿cómo esperas que crezcan flores en él?.



Una vida sin amor es como un árbol sin flores o frutos.



Descansa en la razón, muévete en la pasión.



El ansia de confort mata la pasión del alma y camina sonriente en su funeral.



Si amas a alguien, déjalo ir, porque si vuelve, siempre fue tuyo. Si no lo hace, nunca lo fue.



Hacer amistad con el ignorante es tan tonto como discutir con el borracho.



El olvido es una forma de libertad.



Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano.



Del sufrimiento han emergido las almas más fuertes, los caracteres más sólidos están fortalecidos por cicatrices.



La generosidad significa dar más de lo que puedes, acción contraria al orgullo, que lo único que hace es tomar de ti lo que menos necesitas.



¿Alguna vez has tenido un amor no conoce su propia profundidad, hasta la hora de la separación?



Confía en los sueños, porque en ellos se esconden la puerta a la eternidad.



El ayer es la memoria de hoy y el mañana es el sueño de hoy.



En una gota de agua encontramos todos los secretos del océano.



Dejadme, ¡oh!, dejadme bañar mi alma en los colores; dejadme tragar el atardecer y beberme el arcoíris.



La tristeza es un muro entre dos jardines.



Despierta al amanecer con un corazón alado y da gracias por otro día de amor.



He aprendido el silencio del hablador, la tolerancia del intolerante y la amabilidad del cruel; pero extraño, soy desagradecido con estos maestros.



En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente.



No progresas mejorando lo que ya esta hecho, sino esforzándote por lograr lo que aun queda por hacer.



Anoche inventé un nuevo placer, y cuando lo iba a disfrutar por vez primera, llegaron violentamente a mi casa un ángel y un demonio. Entraron en mi puerta y disputaron acerca de mi nuevo placer. Uno gritaba: ¡es un pecado!; y el otro decía: ¡es una virtud!.



Yo existo desde la eternidad y, he aquí que yo estoy aquí; y voy a continuar existiendo hasta el fin de los tiempos. Para mi, el ser no tiene fin.



El ojo de un ser humano es como un microscopio, hace que el mundo parezca más grande de lo que realmente es.



El más triste de los hombres es el que convierte sus sueños en plata y oro.



Cree en tus sueños, ya que en ellos se encuentra oculta la puerta a la eternidad.



Al perder tu meta, todavía no has perdido el camino.



Igual que las semillas sueñan bajo la nieve, nuestro corazón sueña con la primavera.