× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de William Shakespeare

Frases de William Shakespeare

William Shakespeare fue un poeta, dramaturgo y actor inglés, considerado como el mejor escritor en inglés y el dramaturgo más influyente del mundo. A menudo se le llama el poeta nacional de Inglaterra.

53


Asume una virtud si no la tienes.



Hay una divinidad que forja nuestros fines, por mucho que queramos alterarlos.



Hereje no es el que arde en la hoguera. Hereje es el que la enciende.



Vinimos al mundo como hermano y hermano. Y ahora vamos mano a mano, ninguno antes que el otro.



¿Si nos pinchan no sangramos? ¿Si nos hacen cosquillas no reímos? ¿Si nos envenenan no morimos? ¿Y si nos injurian no debemos vengarnos?



Lo bonito y lo feo no existen, es el pensamiento lo que hace que así sean.



La belleza, sin necesidad de valedores, persuade por sí misma los ojos de los hombres.



Mi desolación empieza a crear una mejor vida



Sabemos lo que somos, pero no sabemos lo que podemos ser.



Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues, dándonos la mano y uno delante de otro.



Nada puede venir de la nada.



Ningún legado es tan rico como la honestidad.



La honestidad es la mejor forma de actuar. Si pierdo mi honor, me pierdo a mí mismo.



Ser honesto, como este mundo va, es ser un hombre escogido entre diez mil.



El amor alivia como la luz del sol tras la lluvia



Conservar algo que me ayude a recordarte, sería admitir que te puedo olvidar.



No hay noche, por larga que sea, que no encuentre el día.



Luchar hasta el último aliento



Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.



Ama a todos, confía en unos pocos, no le hagas mal a ninguno



Malgasté el tiempo. Ahora el tiempo me malgasta a mí



Antes malgastaba el tiempo, ahora es él quien lo hace conmigo.



El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho.



No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después.



Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte, los valientes gustan de la muerte una única vez.



Todo es culpa de la luna, cuando se acerca demasiado a la tierra todos se vuelven locos.



No jures por la luna, ya que ella cambia constantemente. Entonces tu amor también cambiara.



Nuestros cuerpos son nuestros jardines. Nuestra voluntad son nuestros jardineros.



El cuerpo es nuestro jardín, la voluntad es nuestro jardinero



No trates de guiar al que pretende elegir por sí mismo su propio camino.



Dios, úneme con una buena bailarina.



La mejor seguridad se encuentra en el miedo.



Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.



La locura de los grandes no debe irse



¡Oh rencor! Demasiada vejez para juventud tan tierna.



El curso del amor verdadero nunca corre suavemente



Nunca juegues con los sentimientos de otros, porque podrías ganar la partida, pero el es que seguramente pierdas a la persona de por vida.



Duda que las estrellas sean de fuego, duda de que el sol se mueva. Duda que la verdad sea mentira, pero nunca dudes de mi amor



Mejor que con palabras la sinceridad se muestra con acciones.



La expectativa es la raíz de toda la angustia.



Mejor tres horas demasiado pronto que un minuto demasiado tarde.



Es mejor llegar tres horas antes que un minuto tarde.



Cuando llegan los dolores, no vienen espías solos, sino en batallones.



El mundo está tan mal, que los cangrejos hacen presa donde las águilas no se atreven a posarse.



Es cierto que se han visto mejores días.



Qué amargo es mirar la felicidad a través de los ojos de otro hombre.



En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.



No hay nada, a menos que nuestro pensamiento lo cree.



Fuertes razones, hacen fuertes acciones.



¿Si nos injurian, no debemos vengarnos?.



No malgastes tu amor en alguien que no lo valora.



Estas flores son como los placeres del mundo.



No existe nada bueno ni malo, es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.



Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.



La virtud es audaz. Y la bondad nunca tiene miedo.



Dejemos esclarecer por el tiempo las dudas. La fortuna conduce al puerto muchas barcas sin piloto.



La vida es mi tortura y la muerte será mi descanso.



Con el cebo de una mentira se pesca una carpa de verdad.



La calumnia vive hereditariamente, y se establece a perpetuidad, allí donde toma posesión.



Es en nosotros mismos que somos de una forma u otra. Nuestros cuerpos son nuestros jardines en los cuales nuestras voluntades son sus jardineros.



La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.



El placer y la acción hacen que las horas parezcan cortas.



No es amor el amor que se transforma con el cambio, o se aleja con la distancia.



La unión de dos almas sinceras no admite impedimentos. El amor no se transforma con el cambio o se aleja con la distancia.



Los cobardes mueren muchas veces antes de su muerte, mientras que el valiente prueba el sabor de la muerte una sola vez.



La discreción es la mejor parte del valor.



Los amigos fieles son difíciles de encontrar.



El mal que hacen los hombres vive después de ellos. El bien es a menudo enterrado con sus huesos.



Da palabras de tristeza; el dolor que no habla agarra el corazón forjado y lo obliga a romperse.



Dios será mi esperanza, mi guía y linterna a mis pies.



Llorar es hacer menos profundo el duelo.



Todos pueden controlar un duelo excepto el que lo tiene.



¿No puedes… borrar las angustias grabadas en el cerebro y, con un dulce antídoto de olvido, arrojar de su seno oprimido las peligrosas materias que pesan sobre el corazón?



Un amigo es aquel que te conoce como eres, entiende dónde has estado, acepta en lo que te has convertido y, sin embargo, gentilmente te permite crecer.



Las palabras son fáciles, como el viento. Los amigos fieles son difíciles de encontrar.



Los amigos que tienes y cuya amistad has puesto a prueba, engánchalos a tu alma con ganchos de acero.



El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, sino más bien en sus ojos.



El amor es un humo hecho con el vapor de los suspiros.



Estoy tan alerta como un gato para robar crema.



Un corazón alegre vive más tiempo.



Si la música es la comida del amor, por favor, jamás te canses de jugar.



No hay tinieblas sino en la ignorancia.



En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.



No hay nada bueno o malo, sino que el pensamiento lo hace así.



El peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia; esto es la esencia de la humanidad.



La ignorancia es la maldición de Dios, el conocimiento son las alas con las que volamos al cielo.



El que se enorgullece se come a sí mismo: el orgullo es su propio vaso, su propia trompeta, su propia crónica.



Se puede hacer mucho con el odio, pero más aún con el amor.



Si el hombre fuera constante, sería perfecto.



Si se quiere ascender por cuestas empinadas, es necesario al principio andar despacio.



Si el hombre fuera constante, sería perfecto. Si se quiere ascender por cuestas empinadas, es necesario al principio andar despacio.



No muestres a tus labios tal desprecio, ya que fueron hechos para besar, no para repudiar.



No merece gustar la miel quien se aparta de la colmena porque las abejas tienen aguijón.



¡Adiós! Dios sabe que nos encontraremos de nuevo.



El trabajo en que hallamos placer, cura la pena que causa. Si todo el año fuera fiesta, el deporte sería tan tedioso como el trabajo.



Si yo hubiera servido a mi Dios con la mitad del celo que a mi rey, no me hubiera dejado, a mis años, desnudo en medio de mis enemigos.



La lealtad tiene un corazón tranquilo.



Vale más permanecer inactivo que conquistarse un renombre brillante en ausencia del jefe a quien servimos.



La conciencia nos hace cobardes a todos.



Un solo toque de la naturaleza nos convierte en parientes.



Si no alimentara nada más, alimentaría mi venganza.



La venganza está en mi corazón, la muerte en mi mano, la sangre y la venganza están golpeando mi cabeza.



La melancolía es la enfermera del frenesí.



Cuando el tirano parece querer dar un beso, hay que echarse a temblar.



La robado que sonríe, roba algo del ladrón.



Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.



La traición es tan confiable como el zorro.



Qué cosa más amarga mirar la felicidad a través de los ojos de otro hombre.



Cuando lo guío, me elevo, soy como un halcón. Trota el aire, la tierra canta cuando la toca y el cuerno más bajo de su casco es más musical que la pipa de Hermes.



¡Un caballo, un caballo, mi reino por un caballo!



No está en las estrellas mantener nuestro destino sino en nosotros mismos.



Lo que es pasado es prólogo.



Hemos visto mejores días.



El pasado es un prólogo.



El amor no es mirar con los ojos, sino con el alma



La ingratitud es monstruosa.



Prudente padre es el que conoce a su hijo.



Te desafiaría a una batalla de ingenio pero veo que estás desarmado.



A pocos les encanta escuchar los pecadas que aman cometer.



Las heridas que no se ven son las más profundas.



Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida.