× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de William Makepeace Thackeray

Frases de William Makepeace Thackeray

Fue un novelista, ilustrador y periodista inglés del realismo.

0


  • Amar y ganar es lo mejor. Amar y perder es lo segundo mejor.



  • Nunca pierdas la oportunidad de tratar bien a alguien.



  • La venganza puede ser mala, pero es natural.



  • Junto a la excelencia esta la apreciación de la misma.



  • Una buena risa es la luz del sol en la casa.



  • Sin duda es mejor un amor prudente; pero es preferible amar locamente a carecer de todo amor.



  • El valor nunca se pasa de moda.



  • Ni hay, señor, cosa que más valga en los caballos, en los perros y en los hombres, que la sangre.



  • Hay bajezas que son demasiado bajas incluso para un hombre; sólo la mujer, la dulce mujer, puede arriesgarse a cometerlas.



  • La amabilidad es una cosa muy indigesta.. no sienta bien a los estómagos muy orgullosos.



  • ¡Cuán difícil es hacer que un inglés reconozca su propia felicidad!



  • El verdadero placer de la vida se halla conviviendo con nuestros inferiores.



  • Sólo la esperanza es real, y la realidad es una amargura y un engaño.



  • Soportar es más grande que atreverse; cansar a la fortuna hostil; no dejarse intimidar por ninguna dificultad; conservar el corazón cuando todos lo han perdido; atravesar la intriga sin mancha; renunciar incluso a la ambición cuando el fin está ganado.



  • Cuando me miras, cuando piensas en mí, soy … Cuando me miras, cuando piensas en mí, estoy en el paraíso.



  • ¡Ah, yo! herimos donde nunca pretendíamos golpear; creamos ira donde nunca pretendimos hacer daño; y estos pensamientos son las espinas en nuestro cojín.



  • Madre es el nombre de Dios en los labios y corazones de los niños pequeños.



  • Al lado de la excelencia está su apreciación.



  • Nunca pierdas la oportunidad de decir una palabra amable.



  • El afecto de los jóvenes es de tan rápido crecimiento como las habichuelas mágicas de Juanito y llega hasta el cielo en una noche.



  • Con frecuencia compramos dinero a un precio demasiado alto.