× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de William Cowper

Frases de William Cowper

Fue un poeta inglés.

0


La ausencia de quien amamos es peor que la muerte y frustra la esperanza de forma más severa que la desesperanza.



El dolor es en sí mismo una medicina.



Me compadezco de los hombres tímidos que sienten el dolor del desprecio y el desdén inmerecido, y llevan marcas en una cara sonrojada, de vergüenza innecesaria y deshonra autoimpuesta.



La ausencia de ocupación no es reposo. Una mente absolutamente vacía es una mente angustiada.



El remordimiento, el huevo fatal que el placer puesto.



Seguir estúpidos precedentes y parpadear con los dos ojos es más fácil que pensar.



La Naturaleza no es más que el nombre de un efecto cuya causa es Dios.



El hombre puede rechazar la compasión de su corazón, pero Dios nunca lo hará.



El que lee mucho, intentará algún díaescribir.



La ciencia es orgullosa por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde porque no sabe más.



Nuestros años más importantes son los de nuestra niñez.



Goza de libertad aquel a quien la verdad hizo libre; todos los demás son esclavos.



Dios hizo el campo, y el hombre la ciudad.



Alejarnos de los que amamos es peor que la muerte; y una esperanza frustada es más dura que la desesperación.



El que nunca tuvo miedo no tiene esperanza.



En los tormentos poéticos existe un placer que sólo los poetas conocen.



Hay almirantes encumbrados por estarse quietos, que tienen rara habilidad para no hacer nada.



La falta de ocupación no significa descanso; un espíritu totalmente desocupado es un espíritu lleno de aflicción.



La libertad tiene mil encantos que los esclavos, aunque satisfechos, jamás conocen.



Lo que más irrita a los orgullosos es el orgullo ajeno.



El incremento del poderío engendra el incremento de la riqueza.



El remordimiento es el huevo fatal puesto por el placer.



La locura y la inocencia son tan semejantes, que la diferencia, aunque esencial, es difícil de apreciar.



La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tienen entre sí a menudo conexión alguna.



Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.



Evitad las decisiones desesperadas; pasará el día más tenebroso si tenéis valor para vivir hasta el día siguiente.



Yo os corono por Rey de los goces íntimos, oh placeres de junto al hogar, oh felicidad doméstica.



Hablar no es siempre conversar.



¡Aplauso popular! ¿Qué corazón humano será impermeable a tus suaves y seductores encantos?



Las opiniones discordantes sirven para demostrar que la verdad existe; ¡Dios sabe dónde!



Los defectos en la vida crían los errores en el cerebro.



El dolor es, él mismo, una medicina.