Frases de Theodore Roosevelt

Frases de Theodore Roosevelt

Es recordado por su personalidad exuberante, su amplitud de intereses y logros, su personalidad de cowboy, su masculinidad y su liderazgo del Movimiento Progresista.

0


Si crees que puedes, ya estás a medio camino.



El mejor ejecutivo es aquél que tiene el sentido suficiente para escoger hombres buenos para hacer lo que quieren hacer y la moderación suficiente para no meterse con ellos mientras lo hacen



Con autodisciplina casi todo es posible



Es duro caer, pero más duro es no haberlo intentado nunca.



A nadie le importa cuánto sabes, hasta que sepan cuánto les importas.



Soy una parte de todo lo que he leído.



Un hombre que nunca ha ido a la escuela podría robar un vagón de carga, pero si tuviese una educación universitaria, podría robar el tren entero.



Los grandes trabajos suelen ir a los hombres que demuestran su habilidad para superar los pequeños.



De lejos, el mejor regalo que la vida puede ofrecer es la oportunidad de trabajar duro y un trabajo que merezca la pena.



Si pudieras patear en el trasero al responsable de casi todos tus problemas, no podrías sentarte por un mes.



Nadie se preocupa por cuánto sabes, hasta que saben cuánto te preocupas



El ingrediente más importante en la fórmula del triunfo es saber cómo llevarse bien con la gente.



Con autodisciplina casi cualquier cosa es posible.



Cuando estés en el extremo de la cuerda, ata un nudo y agárrate.



Es duro fracasar, pero es peor nunca haber intentado triunfar.



Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés.



La educación es señal de dignidad, no de sumisión.



Es duro fracasar, pero es peor no haber intentado tener éxito.



El coraje no es tener la fortaleza de seguir adelante; es seguir adelante cuando no tienes la fuerza.



Ningún hombre debería recibir un dolar al menos que ese dolar haya sido ganado justamente.



Haz lo que puedes, con lo que tienes, donde estás.



Mantén tus ojos en las estrellas y los pies en el suelo.



Cree que puedes y casi lo habrás logrado.



Ningún hombre tiene justificado hacer el mal en la tierra de la oportunidad.



El lobo es el arquetipo del depredador, la bestia del desperdicio y la desolación.



Cuando estés al final de la cuerda, haz un nudo y sujétate.



Mantén la vista en las estrellas y los pies en el suelo.



El mejor ejecutivo es aquel que tiene el buen sentido de elegir buenos hombres para hacer lo necesario y suficiente autocontrol para no estorbar cuando lo hacen.



El mejor líder es aquel que sabe elegir a los mejores para hacer las cosas, y tiene la templanza suficiente para no entrometerse mientras lo hacen.



Es sólo a través del trabajo y del esfuerzo doloroso, por la energía sombría y el valor resuelto, que pasamos a cosas mejores.



Cree que puedes y ya habrás hecho medio camino.



-Haz lo que puedes, con lo que tienes, donde estás.