× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Simón Bolívar

Frases de Simón Bolívar

Fue un militar y político venezolano, fundador de las repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia.

74


  • Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido.



  • El arte de vencer se aprende en las derrotas.



  • Vencer es un arte que se aprende en las derrotas.



  • Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción.



  • Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad.



  • Uncido el pueblo americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio, no hemos podido adquirir ni saber, ni poder, ni virtud.



  • Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía.



  • Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios.



  • El título de Libertador es superior a todos los que ha recibido el orgullo humano.



  • Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.



  • La libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del Universo.



  • El soldado bisoño lo cree todo perdido desde que es derrotado una vez.



  • Nuestra vida no es otra cosa que la herencia de nuestro país.



  • Las naciones marchan hacia su grandeza al mismo paso que avanza su educación.



  • Juro por Dios, juro por mis padres y juro por mi honor que no descansaré mientras viva hasta que haya liberado a mi patria.



  • Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza.



  • La primera de todas las fuerzas es la opinión pública.



  • De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso.



  • Cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho.



  • Dios da la victoria a la constancia.



  • Un ser sin estudios, es un ser incompleto.



  • Debemos emplear la razón antes que la fuerza.



  • El que sirve a una revolución labra el mar.



  • Echemos el miedo a la espalda y salvemos a la patria.



  • Siempre verás al ignorante y necio darse humos de talentoso y vivo.



  • El modo de gobernar bien es el emplear los hombres honrados, aunque sean enemigos.



  • La libertad es el único objetivo digno del sacrificio de la vida de los hombres.



  • El hombre de bien y de valor debe ser indiferente a los choques de la mala suerte.



  • Libertador de Venezuela: título más glorioso y satisfactorio, para mí que el cetro de todos los imperios de la Tierra.



  • La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan.



  • Formémos una patria a toda costa y todo lo demás será tolerable.



  • Desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria.



  • Los tiranos no pueden acercarse a los muros invencibles de Colombia sin expiar con su impura sangre la audacia de sus delirios.



  • En el orden de las vicisitudes humanas no es siempre la mayoría de la masa física la que decide, sino que es la superioridad de la fuerza moral la que inclina hacia sí la balanza política.



  • Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del gobierno. Es defensor de su libertad.



  • El ajedrez es un juego útil y honesto, indispensable en la educación de la juventud.



  • Si se opone la naturaleza lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca.



  • El castigo más justo es aquel que uno mismo se impone.



  • Maldito sea el soldado que vuelve sus armas contra su pueblo.



  • Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él a mandarlo, de donde se originan la usurpación y la tiranía.