× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Maldad

113

  • Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás.



  • El odio es el padre de todo mal.



  • Las palabras falsas no sólo son malas en sí mismas, sino que infectan el alma con el mal.



  • Olvídate de lo malo que, contra tu voluntad, prometiste hacer.


  • Te pueden interesar también



  • La vida no es ni buena ni mala, sino sólo un lugar para el bien y el mal.



  • Empieza con aislamiento, los demonios siempre habitan en lugares desolados.



  • Lo único que se necesita para que el mal nos conquiste es que nosotros y aquellos que son como nosotros no hagamos nada.



  • El mundo es malo sólo cuando te conviertes en su esclavo.



  • La belleza solo es superficial pero el mal corta directamente el alma.



  • La maldad es la fuente de la inteligencia moral en el sentido que necesitamos aprender de nuestra sombra, de nuestro lado oscuro, para ser buenos.



  • Los hombres nunca hacen el mal tan completa y alegremente como cuando lo hacen por convicción religiosa.



  • No hacer nada malo es bueno; desear nada malo es mejor.



  • El mal requiere la sanción de la victima.



  • Entre dos males, siempre escojo el que no he probado nunca.



  • Ningún hombre tiene justificado hacer el mal en la tierra de la oportunidad.



  • Confío en todo el mundo. Simplemente no confío en el diablo dentro de ellos.



  • El único bien es el conocimiento y el único mal es la ignorancia.



  • La crueldad es la fuerza de los cobardes.


  • Te pueden interesar también



  • La maldad no necesita razones, le basta con un pretexto.



  • Echarás de menos los males a los que hoy buscas remedio.



  • Nada es más fácil que denunciar al malhechor; nada es más difícil que entenderlo.



  • La naturaleza del humano es la maldad y la bondad es causada por una actividad intencional.



  • Simplemente quiero vivir; no causar ningún mal a nadie sino a mí mismo.



  • La función de la sabiduría es discriminar entre el bien y el mal.



  • La omisión del bien no es menos reprensible que la comisión del mal.



  • Tolo lo bueno es difícil. Y todo el mal es fácil. Morir, perder, engañar y la mediocridad son fáciles. Aléjate de lo fácil.



  • Si intentas curar el mal con el mal, vas a agregar más dolor a tu destino.



  • El aburrimiento es la raíz de todo mal, el rechazo desesperado de ser uno mismo.