× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Leonardo da Vinci

Frases de Leonardo da Vinci

Uno de los genios más grandes de todos los tiempos, habiéndose destacado en varias áreas.

0


Reprende al amigo en secreto y alábalo en público



Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias.



Todo lo que hay de bello en el hombre pasa y no dura.



La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.



La belleza y la vitalidad son regalos de la naturaleza, para aquellos que viven sus leyes.



Las lágrimas nacen del corazón, no del cerebro



Al igual que un día bien aprovechado te da un sueño feliz, una vida bien vivida te da una muerte feliz.



El aprendizaje nunca cansa a la mente.



La sabiduría es hija de la experiencia.



Así como el hierro se oxida por falta de uso, así también la inactividad destruye el intelecto.



Como un día bien pasado trae un sueño feliz, la vida bien utilizada trae una muerte feliz.



El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza.



La justicia requiere poder, inteligencia y voluntad, y se asemeja al águila.



El aprendizaje nunca agota la mente.



Mientras pensaba que estaba aprendiendo cómo vivir, he estado aprendiendo cómo morir.



Aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo.



Todo nuestro conocimiento tiene su origen en nuestras percepciones.



El más pequeño felino es una obra maestra.



El pintor tiene el universo en su mente y en sus manos.



Realmente el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de éstos.



Llegará un día en que los hombres verán el asesinato de un animal como ahora ven el de un hombre.



Nada fortalece la autoridad tanto como el silencio.



Allí donde hay más sensibilidad es más fuerte el martirio.



Donde hay más sensibilidad, allí es más fuerte el martirio.



Como tener un buen día trae un sueño feliz, pasar una buena vida trae una muerte feliz.



Llegará el momento en que el hombre verá el asesinato de los animales como ahora ve el asesinato de los hombres.



Verdaderamente el hombre es el rey de las bestias, pues su brutalidad sobrepasa la de aquellos. Vivimos por la muerte de otros: ¡Todos somos cementerios!



El felino más chico es una obra maestra.



Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz.



Amo a los que puede sonreír ante los problemas, a los que pueden tomar fuerzas de la angustia y crecer valientes a través de la reflexión.



Los hombres geniales empiezan grandes obras, los hombres trabajadores las terminan.



El tiempo se mantiene el tiempo suficiente para aquellos que lo utilizan.



Quien siembra virtud, fama recoge.



El agua es la fuerza que mueve a la naturaleza.



Si una persona es perseverante, aunque le cueste entender, se hará inteligente, y aunque sea débil, se volverá fuerte.



Desde hace mucho me he dado cuenta de que las personas exitosas rara vez se sientan y dejan que las cosas les sucedan. En cambio, salen y hacen que las cosas sucedan.



He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido.



El placer más noble es la alegría de la comprensión.



Quien no aprecia los placeres de la vida no los merece.



El ojo recibe de la belleza pintada el mismo placer que de la belleza real.



Cuando la fortuna viene, tómala a mansalva y por delante, pues por detrás es calva.



Los hombres de noble genio cuando están haciendo el menor trabajo están más activos.



Los hombres más grandes engaños sufren es de sus propias opiniones.



Las decepciones más grandes que el hombre sufre son por sus propias opiniones.



No puedes tener mayor dominio que sobre ti mismo.



El estudio sin deseo estropea la memoria y no retiene nada de lo que toma.



Al igual que el coraje pone en peligro la vida, el miedo la protege.



La simplicidad es la última sofisticación.



Las decepciones más grandes que el hombre sufre son por sus propias opiniones.