× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Lealtad

5.4k

  • Hay que ser infiel, pero nunca desleal.



  • La sangre es más espesa que el agua, pero la lealtad es más espesa que la sangre.



  • Ésa es una de las limitaciones de las personas nobles, incapaces de pensar que otros puedan actuar movidos por intereses distintos a los de la lealtad y la nobleza.



  • Algunas personas han recibido la maldición de una cantidad excesiva de lealtad, pues podría llegar un día en que no les quedara nada a lo que servir.


  • Te pueden interesar también



  • La lealtad se basa en el respeto, y el respeto es fruto del amor.



  • Abra estaba siempre dispuesta a acudir antes de que la llamara por su nombre y, aunque yo llamé a otra, vino Abra.



  • Ser leal es la mayor valentía.



  • No es nuestra la culpa si la vida está arreglada de tal modo que la lealtad de una acción se encuentra siempre en oposición con sus ventajas.



  • El que es leal eleva su mirada con humildad, y el que es desleal, con soberbia.”



  • Si yo hubiera servido a mi Dios con la mitad del celo que a mi rey, no me hubiera dejado, a mis años, desnudo en medio de mis enemigos.



  • Inventar las cosas sencillamente con la precisión y la lealtad de la inmediatez de la infancia.



  • Se requiere saber mucho, y conocer muchas cosas para ser leal; dentro del grupo de hombres inteligentes es donde cuesta más esfuerzo.



  • La confianza produce muchas veces la lealtad.



  • La lealtad es el camino más corto entre dos corazones.



  • La lealtad tiene un corazón tranquilo.



  • El juego es mi esposa. Exige lealtad y responsabilidad, y me devuelve sentirme realizado y en paz.



  • Trabaja y consagra tu lealtad hacia el hombre que hace el informe sobre tu eficacia y hacia quien lo aprueba. Si no lo haces, nunca llegarás a general.



  • Hay algo que no dan la clase social, ni el dinero, ni el poder ni la inteligencia; es algo que se lleva dentro, que se nace con ello: lealtad.


  • Te pueden interesar también



  • Una carta es siempre sagrada, porque es o porque puede ser la expresión de la intimidad de unos instantes de nuestra alma, cuya fugacidad se confía a la lealtad del que la recibe.



  • Creo que soy persona de una sola obsesión que apuesta por la amistad, por la lealtad, y por la fidelidad. Tengo todas las cartas a un solo número.



  • La lealtad se puede comparar con una tienda de valiosísimos jarrones de porcelana cuya llave nos ha confiado el amor.



  • Vale más permanecer inactivo que conquistarse un renombre brillante en ausencia del jefe a quien servimos.



  • El que enriquece los súbditos tiene tantos tesoros como vasallos.



  • Personas incompetentes aunque leales al régimen recibían ascensos y ocupaban cargos que no podían desempeñar.



  • Nuestro país no es la única cosa a la que debemos nuestra lealtad. También se le debe a la justicia y a la humanidad.



  • Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres.



  • El amigo leal se ríe con tus chistes, aunque no sean tan buenos, y se conduele de tus problemas aunque no sean tan graves.



  • La lealtad no se puede imponer nunca por la fuerza, por el miedo, por la inseguridad o por la intimidación. Es una elección que sólo los espíritus fuertes tienen el coraje de hacer.



  • Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.



  • El amor se hace más grande y noble en la calamidad.



  • Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.



  • El silencio es un amigo que jamás traiciona.



  • La lealtad no depende de las circunstancias porque es la permanencia de los principios.



  • Una promesa es un concepto vago hasta el momento en que entra en juego el concepto de lealtad.



  • Pertenezco a las personas que amo y me pertenecen; ellos, y el amor y la lealtad que les brindo, forman mi identidad mucho más de lo que cualquier palabra o grupo podría jamás.



  • La lealtad significa darme tu opinión honesta, ya sea que pienses que me gustará o no.



  • La lealtad no se puede imprimir. No puede ser producida en una línea de montaje porque su origen está en el corazón humano, el centro del respeto a uno mismo y de la dignidad humana.



  • La lealtad total es posible sólo cuando la fidelidad se halla desprovista de todo contenido concreto del que surgen naturalmente los cambios de opinión.



  • Mostrar un interés genuino en los demás no sólo le reportará amigos, sino que también puede crear lealtad a la compañía por parte de los clientes.



  • Es más fácil desear y conseguir la atención de decenas de millones de absolutos extraños que aceptar el cariño y la lealtad de las personas más próximas.