× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Joaquín Sabina

Frases de Joaquín Sabina

Es un cantautor, poeta y pintor español.

193


  • Si vas a llorar por alguien, hazlo hoy hasta no poder más... pero mañana sonríe



  • Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.



  • Yo sin ninguna escoba que vender, tú con mil y una noches que olvidar; a mí no me quería una mujer, a ti se te moría una ciudad.



  • Ahora es demasiado tarde, princesa. Búscate otro perro que te ladre, princesa.



  • Lo nuestro duró lo que duran dos peces de hielo.



  • No hay nostalgia peor que añorar algo que nunca jamás sucedió.



  • Porque el amor cuando no muere, mata. Porque amores que matan nunca mueren.



  • Cuando la ciudad pinte sus labios de neón, subirás a mi caballo de cartón... me podrán robar tus días, tus noches no.



  • Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás.



  • No te pases un pelo de listo, no inviertas en cristos, no te hagas el tonto.



  • Cuando al punto final de los finales, no le siguen dos puntos suspensivos.



  • Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta.



  • ¿Dónde está la canción que me hiciste cuando eras poeta? Terminaba tan triste que nunca la pude empezar.



  • Y la vida siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.



  • Pero esta noche estrena libertad un preso.



  • Lo peor del amor es cuando pasa... bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.



  • Había futuro en las pupilas hambrientas de los hombres maduros.



  • Cuélgate de quien te quiera, no te mueras más que por amor...



  • Y yo que había jurado morir sin descendencia, como murió mi padre.



  • Aunque siga muriéndome por ti, me iré con la primera que me quiera...



  • De ti depende y de mí que entre los dos siga siendo ayer noche, hoy por la mañana.



  • Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador.



  • Un beso es solo un asalto y la cama es un ring de boxeo.



  • Hay mujeres que arrastran maletas cargadas de lluvia.



  • Y la sangre al galope por mis venas y una nube de arena dentro del corazón, y esta racha de amor sin apetito...



  • Ahora que sin saber, hemos sabido, querernos, como es debido, sin querernos, todavía.



  • Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo, pongamos que hablo de Madrid.



  • Antes de que me quieras como se quiere a un gato me largo con cualquiera que se parezca a ti.



  • No me gusta invertir en quimeras, me han traído hasta aquí tus caderas y no tu corazón.



  • Qué poco rato dura la vida eterna por el túnel de tus piernas.



  • Lo atroz es no querer saber quién eres, agua pasada, tierra quemada.



  • Derrochando la bolsa y la vida la fui poco a poco dando por perdida.



  • A menudo, los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después.



  • Me duermo en los entierros de mi generación.



  • El traje de madera que estrenaré no está siquiera plantado, que el cura que ha de darme la extremaunción no es siquiera monaguillo.



  • Puedo ponerme cursi y decir: que tus labios me saben igual, que los labios que beso en mis sueños...



  • Damas de noche, que en el asiento de atrás de un coche no preguntaban si las querías.



  • No soy yo, ni tú, ni nadie son los dedos miserables que le dan cuerda a mi reloj.



  • Le di mis noches y mi pan, mi angustia, mi risa, a cambio de sus besos y su prisa.



  • Peor para el sol, que se mete a las siete en la cuna del mar a roncar, mientras un servidor, le levanta la falda a la luna.