Frases de Henry David Thoreau

Frases de Henry David Thoreau

Fue un escritor, poeta y filósofo estadounidense, de tendencia trascendentalista y origen puritano, autor de Walden y La desobediencia civil.

0


Si estamos tranquilos y preparados, deberíamos poder encontrar una compensación en cada desilusión.



Hay un consuelo en estar enfermo, y es la posibilidad que puedas recuperarte a un estado mejor de lo que lo tenías antes.



No contrates un hombre que hace su trabajo por dinero, sino por amor.



El tiempo no es sino la corriente en la que estoy pescando



Nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo.



El cielo está bajo nuestros pies, tanto como sobre nuestras cabezas.



La justicia es dulce y musical; pero la injusticia es áspera y discordante.



Lee primero los buenos libros, lo más seguro es que no alcances a leerlos todos.



Nada hace la tierra tan espaciosa como tener amigos en la distancia.



El elogio más grande que me han pagado jamás es cuando me preguntaron que pensaba y se atendió a mi respuesta.



Lo que importa no es lo que miras, es lo que ves.



Las cosas no cambian; cambiamos nosotros.



Lo que miras no es importante, lo importante es lo que ves.



Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación.



La masa de hombres llevan vidas de callada desesperación, lo que es llamado resignación es confirmado como desesperación.



¿Cuál es el uso de una buena casa si no tienes un planeta tolerable en el que ponerla?



Si nos quedamos callados y estamos preparados, encontraremos compensación en cada decepción.



De qué sirve una casa sino se cuenta con un planeta tolerable donde situarla.



Ve definitivamente en dirección de tus sueños. Vive la vida que imaginaste tener.



Algunos enfermos son personajes importantes y otros no; pero, para una enfermera, el más importante es el más enfermo.



En lugar de amor, de dinero, de fama, dame la verdad.



La riqueza es la habilidad para experimentar totalmente la vida.



Denme de la pobreza que disfruta de la verdadera riqueza.



La bondad es la única inversión que nunca falla.



El éxito llega normalmente a los que están demasiado ocupados buscándolo.



Lo que consigues con el logro de tus metas no es tan importante como en lo que te conviertes con el logro de tus metas.



Nada hace a la tierra parecer tan amplia como tener amigos a la distancia.



Nada hace a la Tierra parecer tan amplia como tener amigos en la distancia, ellos crean las latitudes y las longitudes.



¡Antes que el amor, el dinero, la fe, la fama y la justicia, dadme la verdad!



Más que amor, dinero, o fama, quiero la verdad.



El silencio es el refugio universal, la secuela de todos los discursos aburridos y todos los actos idiotas, es un bálsamo para cada uno de nuestros disgustos.



El silencio es el refugio universal… es ese fondo que el pintor no puede embadurnar… donde ninguna indignidad pueda asaltar, y ninguna personalidad pueda perturbarnos.



Sin importar lo mala que sea tu vida, enfréntala y vívela. No la ignores y digas que es difícil.



El entusiasmo es una serenidad sobrenatural.



Tengo tres sillas en mi casa; una para la soledad, dos para la amistad y tres para la sociedad.



El lenguaje de la amistad no son palabras, sino significados.



¿Qué clase de filósofos somos, que no sabemos absolutamente nada del origen y el destino de los gatos?



No hay valor en la vida, excepto lo que eliges colocar en ella, y no hay felicidad en ningún lugar, excepto la que llevas tú mismo.



El hombre cuyos placeres son más baratos es más rico.



El secreto del éxito es mantener una imagen de un resultado exitoso en la mente.



Pensar que sabemos lo que sabemos, y no sabemos lo que no sabemos, eso es el verdadero conocimiento.



Lo que importa no es aquello que miras, sino lo que ves.



Sólo cuando nos olvidamos de todo nuestro aprendizaje empezamos a conocer.



Si nos quedamos tranquilos y lo suficientemente preparados, encontraremos una compensación en cada decepción.



En la naturaleza esta la preservación del mundo.



Vive cada estación a medida que pasa; respira el aire, bebe la bebida, saborea la fruta, y resígnate a la influencia de la tierra.



Nuestra vida es más real cuando estamos en sueños despiertos.



Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado.



Los sueños son las piedras de toque de nuestro carácter.



Si se pudiera matar el tiempo sin herir la eternidad.



La desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad. El obediente debe ser esclavo.