× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Fiódor Dostoyevski

Frases de Fiódor Dostoyevski

Fue uno de los principales escritores de la Rusia zarista.

0


  • La verdadera seguridad se halla más bien en la seguridad que en el esfuerzo individual aislado



  • Hombre, hombre, no se puede vivir enteramente sin piedad.



  • Los celosos son los primeros que perdonan, todas las mujeres lo saben.



  • Se sufre de dos clases de celos: los del amor y los del amor propio.



  • Es mejor equivocarse siguiendo tu propio camino que tener razón siguiendo el camino de otro.



  • Entonces se había sentido ligada a él por un amor que tenía algo de vanidad herida y que se parecía mucho a la venganza.



  • El secreto de la existencia no consiste solamente en vivir, sino en saber para que se vive.



  • Todas las utopías sólo pasarán cuando crezcamos alas y todas las personas se conviertan en ángeles.



  • Es culpa mía, culpa mía personal, si el mundo va mal.



  • Creo que en el último día del mundo, en el momento de la eterna armonía, sucederá algo tan sublime, que hará rebosar todos los corazones.



  • Pero no sabemos ser originales ni siquiera para equivocarnos.



  • Soportaré cualquier burla antes que fingir que estoy satisfecho cuando tengo hambre.



  • El misterio de la existencia humana no yace solamente en mantenerse vivo, sino en encontrar algo por lo que vivir.



  • Hablar sin sentido es el único privilegio que posee la humanidad sobre los otros organismos. ¡Es mediante ello que llegamos a la verdad!.



  • Pensar demasiado es una enfermedad.



  • Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor asemejase a Dios.



  • No hay ningún tema tan viejo que nada nuevo pueda ser dicho sobre él.



  • Una bestia nunca puede ser tan cruel como un ser humano, tan artísticamente, tan pintorescamente cruel.



  • La vergüenza, el amor, el orgullo, todo hablaba en mí al mismo tiempo.



  • El miedo a las apariencias es el primer síntoma de la impotencia.



  • Creo que la mejor definición de hombre es el bípedo desagradecido.



  • Dos veces dos serán cuatro incluso sin mi voluntad. ¿Es eso lo que llamas libre albedrío del hombre?



  • Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por eso, sólo por el propio respeto que te tengas, inspirarás a los otros a respetarte.



  • Dejé de preocuparme por cualquier cosa y todos los problemas desaparecieron.



  • Creo en la vida eterna en este mundo, hay momentos en que el tiempo se detiene de repente para dar lugar a la eternidad.



  • Hay otras cosas que no se revelan ni siquiera a sus amigos sino sólo para los adentros.



  • No busques premio, porque tú tienes una gran recompensa en esta tierra; tu alegría espiritual, que sólo el justo puede gozar.



  • Hay que querer hasta el extremo de alcanzar el fin; todo lo demás son insignificancias.