× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Desamor

3.8k

  • Existe algo sagrado en las lágrimas. No son signo de debilidad, pero si de poder. Ellas hablan más elocuentemente que diez lenguas. Son las mensajeras de una apabullante pena… y de amor indescriptible.



  • No quiero necesitarte… porque no puedo tenerte.



  • Tú sabes que ponerse a querer a alguien es una hazaña. Se necesita una energía, una generosidad, una ceguera. Hasta hay un momento, un principio mismo, en que es preciso saltar un precipicio; si uno reflexiona, no lo hace.



  • Cada dolor te hace más fuerte, cada traición más inteligente, cada desilusión más hábil y cada experiencia más sabio.


  • Te pueden interesar también



  • Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.



  • Debemos amar, no caer en el amor, porque todo lo que cae, se rompe.



  • Una de las cosas más tristes en esta vida es tener que decirle adiós a una persona cuando en realidad no quieres que se marche.



  • Encontrarse, de pronto, con las manos vacías, con el corazón vacío. Sombra perdida entre las sombras, ¿cómo recuperarte, rehacerte, vida?



  • Un día verás al pasado en este momento de tu vida como un dulce momento de duelo. Verás que sufrías y tu corazón estaba roto, pero que tu vida estaba cambiando.



  • Es duro, es doloroso, no ser amado cuando se ama todavía, pero es bastante más duro ser todavía amado cuando ya no se ama.



  • ¿Alguna vez has estado enamorado? ¿Horrible verdad? Te hace ser tan vulnerable. Te abre el pecho e incluso el corazón, lo que significa que alguien se puede meter dentro de ti y hacer un desastre.



  • La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener



  • El amor es una enfermedad inevitable, dolorosa y fortuita.



  • ¿Cómo sabes que el amor se ha ido? Si dices que estarás ahí a las siete pero llegas a las nueve, y él o ella no ha llamado a la policía todaví­a.



  • Si usted pudiera ver mis pies cuando no llevo botas, se haría una idea de lo que es el amor no correspondido.



  • Es curioso, cuando tú me miras siento alegría y tristeza. La alegría de poder verte y la tristeza de no poder tenerte.



  • Sé que no soy más que el verano de tu corazón, y no las cuatro estaciones del año.



  • Se deja de querer, y es como el ciego que aún dice adiós, llorando, después que pasó el tren.


  • Te pueden interesar también



  • La cuerda cortada puede volver a anudarse, vuelve a aguantar, pero está cortada. Quizá volvamos a tropezar, pero allí donde me abandonaste no volverás a encontrarme.



  • Cada vez iré sintiendo menos y recordando más.



  • Muy a menudo, las lágrimas son la última sonrisa del amor.



  • La distancia no es cuanto nos separemos, la distancia es si no volvemos.



  • Creo verte en cada chica que me cruzo por la calle. Me parece tu peinado, o un vestido tuyo, o aquella manera de caminar. Pero no, nunca eres tú, sólo un recuerdo que atraviesa mi mirada.



  • Si uno quiere olvidar, tiene que obligarse a recordar. Para matar los recuerdos uno por uno.



  • Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.



  • Para cuando la razón entiende lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas.



  • Nadie se muere de amor, ni por falta ni por sobra.



  • Pero el amor, como la suerte, llega cuando no lo llaman, nos instala en la confusión y se esfuma como niebla cuando intentamos retenerlo.



  • No tienes tú la culpa si en tus manos mi amor se deshojó como una rosa: Vendrá la primavera y habrá flores… el tronco seco dará nuevas hojas.



  • Un corazón roto nunca vuelve a palpitar de la misma forma, por mucho que nos empeñemos en demostrar lo contrario.



  • Si has estado con alguien que amabas en la misma habitación y un frío helado ha recorrido tu piel, entonces sabes lo que es amar y no ser correspondido.



  • No hay nada más frío que un amor que se ha ido.



  • Hay que tener suficiente coraje para confiar en el amor una vez más, siempre una vez más.



  • Mi estrategia es que un día cualquiera, no sé cómo ni sé con qué pretexto, por fin me necesites.



  • Si no te quieren como tú quieres que te quieran, ¿qué importa que te quieran?



  • Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti.



  • Estoy bien, sólo duele cuando respiro.



  • El amor jamás se pierde. Si no es correspondido, retornará, suavizará y purificará el corazón.



  • Una sonrisa suya es mi gloria, y por alcanzar su cariño le tributaría el homenaje de todo mi ser...



  • En esta playa te amé tanto que una respiración para los dos bastaba.