× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Confucio

Frases de Confucio

Confucio, fue un pensador y filósofo chino. La filosofía de Confucio se centró en la moral personal y gubernamental, los procedimientos correctos en las relaciones sociales, la justicia y la sinceridad.

39


Antes de embarcarte en un viaje de venganza, cava dos tumbas.



El éxito depende de la preparación previa, y sin ella seguro que llega el fracaso



Nuestra mayor gloria no esta en fracasar nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos



La humildad es el sólido fundamento de todas las virtudes.



El buen líder sabe lo que es verdad; el mal líder sabe lo que se vende mejor



Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.



En general los hombres aman más la belleza corporal que la virtud.



Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos



La vida es muy simple, pero insistimos en hacerla complicada



No importa lo lento que vayas mientras que no pares



Elige un trabajo que ames, y nunca tendrás que trabajar un día en tu vida.



El erudito no considera el oro como un preciado tesoro, sino la lealtad y la buena fe.



Las raíces de la sabiduría radican en observar con cariño cómo se superan las personas.



Es más vergonzoso desconfiar de nuestros amigos que ser engañados por ellos.



¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.



La educación genera confianza. La confianza genera esperanza. La esperanza genera paz.



Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.



Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos.



Cuando el sabio señala a la luna, el necio mira al dedo.



Sólo los sabios más excelentes, y los necios más acabados, son incomprensibles.



El silencio es el verdadero amigo que nunca traiciona.



La música produce un tipo de placer sin el que la naturaleza humana no puede vivir.



Mejor que el hombre que sabe lo que es justo es el hombre que ama lo justo.



Ser rico y honrado en una sociedad injusta es una desgracia.



Sin sentimiento de respeto, no hay forma de distinguir los hombres de las bestias



Un erudito que no sea serio no inspirará respeto, y su sabiduría, por lo tanto, carecerá de estabilidad.



El aprendizaje sin pensamiento es labor perdida.



No puedes abrir un libro sin aprender algo.



El que aprende pero no piensa esta perdido. El que piensa pero no aprende esta en gran peligro.



Escucho y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo.



El conocimiento real es conocer el grado de ignorancia propia.



Aprender sin reflexionar es malgastar energía.



Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.



Nunca des una espada a un hombre que no puede bailar.



No importa lo ocupado que piensas que estas, debes encontrar tiempo para leer, o entregarte a una ignorancia autoelegida.



El que desea asegurar el bien de los demás, ya ha asegurado el bien propio.



No hagas lo que no te gustaría que te hicieran.



Cuanto más meditas con buenos pensamientos, mejor será tu mundo y el mundo en general.



La fortaleza de una nación depende de la integridad de sus hogares.



El triunfo depende de la preparación previa, y si no te preparas lo suficiente, no te sorprendas por el fracaso.



Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás



El que requiere mucho de sí mismo y muy poco de los demás, se mantendrá a sí mismo como el objeto de resentimiento.



El hombre que mueve una montaña comienza cargando con pequeñas piedras.



Sin sentimientos de respeto, ¿qué queda para distinguir a los hombres de las bestias?



La sinceridad y la verdad son las bases de toda virtud.



Mantén la fidelidad y la sinceridad como primeros principios.



No importa lo lento vayas si no paras.



Si un hombre está bajo la influencia del enojo, su conducta no será correcta.



No debe afligiros que el hombre no os conozca, Lo lamentable es que no seáis dignos de ser conocidos por los hombres.



Quien se conquista a sí mismo es el guerrero más poderoso.



Todo tiene belleza, pero no todos lo ven.



El firme, es luchador, el simple y el modesto están cerca de la virtud



Ataca el mal que hay dentro de ti mismo, en lugar de atacar el mal que hay en los demás.



Solo puede ser feliz siempre el que sabe ser feliz con todo.



Respeta a otros y otros te respeterán a ti.



Cuando veas una buena persona, piensa en ser como él. Cuando veas a alguien no tan bueno, reflexiona sobre tus puntos débiles.



Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.



La mente del hombre superior valora la honradez; la mente del hombre inferior valora el beneficio.



Respétate a ti mismo y otros te respetarán.



Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón.



Por muy lejos que el espíritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón.



La vida es muy simple, pero nos empeñamos en hacerla difícil.



No importa lo que hagas en la vida, hazlo con todo tu corazón.



Si estuvieran planeando el futuro por un año, planten una semilla; para diez años, planten un árbol, más si planearan para cien años, eduquen a los niños.



En un país bien gobernado, la pobreza es algo de lo que avergonzarse. En un país mal gobernado, la riqueza es algo de lo que avergonzarse.



¿En qué consiste la bondad? En amar a todos los hombres.



Cuando veas un hombre bueno, piensa en imitarlo; cuando veas uno malo, examina tu propio corazón.



No todos los hombres pueden ser ilustres, pero pueden ser buenos.



El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.



La juventud debe ser tratada con respeto. ¿Cómo sabemos que el futuro de ellos no será igual al presente de nosotros?



Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad.



La conciencia es la luz de la inteligencia para distinguir el bien y el mal.



Todo tiene belleza, pero no todo el mundo puede verla.



Sed rígidos con vosotros mismos, pero condescendientes con los demás. De este modo os veréis libres de toda envidia y resentimiento.



El que busca el mal, primero debe mirar su propio reflejo.



El silencio es un amigo que jamás traiciona.



La mayor gloria no esta en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.



No contraigas amistad con una persona que se crea mejor que tú.



Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes, deberá acomodarse a frecuentes cambios.



Lo que no quieres que te hagan, no lo hagas a los demás.



Cuando tengas fallas, no temas abandonarlas.



La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas.



Pensar, sin aprender, es cansado y peligroso. Aprender, sin pensar, es vano.



Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí.



El conocimiento real es conocer la extensión de la propia ignorancia.



Oigo y olvido. Veo y aprendo. Hago y entiendo.



El trayecto de un hombre superior es triple, porque es libre de ansiedades, sabio y virtuoso, porque aquel hombre se encuentra libre del miedo.



Un hombre superior es modesto en su discurso, pero se excede en sus acciones.



La fuerza de una nación se deriva de la integridad del hogar.



Cuando el odio crece, piensa en las consecuencias.



¿Hay un precepto que pueda guiar la acción de toda una vida? Amar.



Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros.



El hombre que mueve montañas empieza apartando piedras pequeñas.



Saber qué es lo correcto y no hacerlo es la mayor cobardía.



Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.



No importa cuán lento camines mientras camines.



La sinceridad y la verdad son la base de todas las virtudes.



En la conversación con un superior hay que atender a tres cosas: hablar antes de que le inviten a ello es una indiscreción, no hablar cuando le preguntan es una falta de sinceridad, hablar sin atender a la disposición del humor del superior es una ceguera.



Piensa en el mañana, el pasado no puede ser arreglado.



Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.



Estudiar el pasado puede definir el futuro.



Olvídate de las heridas, nunca olvides las bondades.



Las personas virtuosas a menudo se vengan de las limitaciones a las que se someten por el aburrimiento que inspiran.



Cuando el objetivo te parezca difícil, no cambies el objetivo; busca un nuevo camino para llegar a él.



Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída.



Desplaza la montaña quien comienza por retirar las pequeñas piedras.



La mente de un hombre superior versa en la virtud; la mente del hombre malvado versa en las ganancias.



No importa lo lento que te muevas, siempre y cuando no pares.