× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Asco

Frases de Asco. Encuentra docenas de Frases de Asco con fotos para copiar y compartir.

47

  • Pienso que en la vida solamente tienes dos opciones: o intentar ser feliz, o morirte de asco. Yo intento ser feliz.



  • A Leopoldo Moreau, no lo saludaba ni cuando militamos juntos en la UCR. Le tengo asco personal.



  • No querían tocarlo; les inspiraba el mismo asco que una araña gorda a la que no se quiere aplastar con la mano.



  • Los recuerdos son siempre un asco...


  • Te pueden interesar también



  • Vamos a tocar ahora un blues… Esa música antigua, vieja, que hacían los negros, ¿Viste? ¡Un asco!



  • Señor, dame valor y fortaleza para contemplar mi cuerpo y mi corazón sin asco.



  • Ignoraba que el asco es una de las formas de la obsesión y que, si deseamos algo, es más fácil pensar en ello con asco que no pensar.



  • La besaron tanto entre Inés y su madre que le quedó la cara como caminada, blanda y oliendo a rouge y polvo rachel de Coty, húmeda alrededor de la boca, un asco que el viento le sacó de un manotazo.



  • Debo comunicarle una cosa muy importante, monsieur, todos damos asco. Somos todos maravillosos, y todos damos asco.



  • Nada tiene arreglo: evidencia que hay que llevar con asco y resignación.



  • Un joven con un pie torcido suscita nuestra compasión, no nuestro asco; un viejo con un pie torcido, sin embargo, sólo suscita nuestro asco.



  • Me daba asco pensar así, una vez más estar pensando todo lo que a los otros les bastaba sentir.



  • Así es el tiempo, el tiempo desnudo; viene lentamente a la existencia, se hace esperar y cuando llega uno siente asco porque cae en la cuenta de que hacía mucho que estaba ahí.



  • Aquel que nunca se despertó en un lecho anónimo, al lado de un rostro que ya no volverá a ver; y no salió de un burdel al alba, con ganas de tirarse a un río por asco físico de la existencia, se ha perdido algo.



  • La realidad es un asco, la odio, la odio; pero ¿En qué otro sitio se puede encontrar un buen bistec para la cena?



  • Asco debería darte, asco señores debería darle.



  • Cosas muchas han cambiado si de crío le tenía miedo a la pasma y ahora les tengo asco.



  • Si no me quisieras, me moriría; como me quieres, aquí estoy, escribiéndote que te detengas. Mi propia estupidez me da asco.


  • Te pueden interesar también



  • Sólo vivía para mí, sintiendo repulsión... por cualquier esfuerzo físico.



  • Escribo siempre que puedo, con náuseas al comenzar.



  • Todo el mundo me adora, es nauseabundo.



  • El asco está siempre cerca del deseo.



  • El odio era un vómito que los libraba del vómito mayor, el vómito del alma.



  • Ahora sabía la respuesta exacta a aquella pregunta y a algunas más. Lo suficiente para saber que a veces el conocimiento da asco.



  • En este mismo momento -es atroz- si existo es porque me horroriza existir. Yo, yo me saco de la nada a la que aspiro; el odio, el asco de existir son otras tantas maneras de hacerme existir, de hundirme en la existencia.



  • Uno quiere saber que la vida es algo más que un maldito asco infinito.



  • ¡Qué asco me dan todas estas complicaciones intelectuales, esta filosofía que descubre la bestia y luego la salva y la justifica...!



  • ¿Cómo lo haces para ser siempre tan feliz? -Fácil, me da asco la tristeza.



  • Cuando te hagan tanto daño como el que mi hiciste tú a mí, comprenderás el asco que se puede llegar a sentir.



  • En aquel sueño adulaba a alguien a quien desprecio. Cuando desperté, sentí más asco de mí mismo que si realmente hubiera cometido semejante bajeza.



  • En este último sentido, el asco podría considerarse una emoción derivada de la propia civilización cuyo cometido es la protección y preservación de los valores culturales del momento.



  • Las vivencias de odio posiblemente se apoyan en el entramado biológico de la repugnancia.



  • Ayer me lo hice con un vasco, y me dejó el culo hecho un asco.



  • Hay que lograr que se despierte en los demás la vergüenza de sí mismos, que se sustituya en ellos la autodefensa por el autoasco. El día en que el uruguayo sienta asco de su propia pasividad, ese día se convertirá en algo útil.



  • Nosotros estamos enseñados a que son malas ciertas cosas y de ahí que las aborrecemos y nos da asco de ellas; pero igual podíamos estar enseñados de otra forma.



  • ...Y me siento de pronto, levantado, gritando: Os amo, os odio, os muerdo, os desprecio, os abrazo con asco, con nostalgia. No sé más. Perdonadme.



  • Algo así debe de ser la felicidad: poder morirte de risa con algo que siempre te ha hecho morir de asco.



  • yo sentía un vacío en el estómago, sentía asco de mí mismo por haber perdido durante la lucha la conciencia de que en el combate, enfrente de mí, había otro hombre.



  • Damos asco todos. Somos maravillosos todos, y damos todos asco.



  • Ocurra lo que ocurra, pensé, la vida continúa igual, y hacemos las mismas cosas, y seguimos celebrando las pequeñas ceremonias anexas a nuestra comida, a nuestro sueño y nuestro asco. No hay crisis capaz de quebrar la corteza de lo habitual.