× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Albert Camus

Frases de Albert Camus

Albert Camus fue un novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Argelia.

0


Solo sé de un deber y es amar.



Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía simplemente para parecer normal.



La única manera de lidiar con un mundo sin libertad es llegar a ser tan absolutamente libre que tu misma existencia es un acto de rebelión



Siempre nos engañamos a nosotros mismos dos veces acerca de las personas que amamos: primero en su beneficio, luego en su desventaja.



La estupidez tiene el don de salirse con la suya.



Está la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera.



Sólo hay un problema filosófico verdaderamente serio, y es el suicidio.



En la profundidad del invierno, aprendí que en mi interior hay un verano invencible.



En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible.



Sin trabajo, toda la vida se pudre. Pero cuando el trabajo es sin alma, la vida se ahoga y muere.



Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.



Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo



Siempre nos mentimos dos veces sobre la gente a la que amamos; primero por sus ventajas, luego por sus desventajas.



Si el mundo fuese claro, el arte no existiría.



En lo profundo del invierno finalmente aprendí que dentro de mí había un verano invencible.



Un hombre sin ética es una bestia salvaje rondando libre en este mundo.



Donde no hay esperanza, nos incumbe a nosotros inventarla.



En cualquier esquina de la calle, la sensación de absurdo puede afectar a cualquier hombre en la cara



¿Cómo puede la sinceridad ser una condición de amistad? El gusto por la verdad a cualquier precio es una pasión que no escatima en nada.



Seguimos construyendo nuestra personalidad toda nuestra vida. Si nos conociéramos a nosotros mismos, deberíamos morir.



Aquellos a los que les falta coraje encontrarán una filosofía para justificarlo



El hábito de la desesperación es peor que la desesperación misma.



Es necesario enamorarse, aunque sea como excusa para toda la desesperación que sentirás de todos modos.



No existe el amor en la vida, sin la desesperación en la misma.



La paz es la única batalla que vale la pena librar.



No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mí, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo.



El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es un flor.



En la profundidad del invierno, finalmente aprendí que hay en mi un verano invencible.



Todos los grandes hechos y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo.



Todos los grandes logros y grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo.



La amistad puede convertirse en amor. El amor en amistad... Nunca.



No camines delante de mí... no puedo seguirte... Camina a mi lado... sólo sé mi amigo.



El resentimiento se deleita de antemano con un dolor que querría que sintiese el objeto de su rencor.



Lo absurdo es un concepto esencial y la primera verdad.



En mitad del inverno, finalmente aprendí que había en mi un verano invencible.



Todo acto de rebelión expresa una nostalgia por la inocencia y una apelación a la esencia de ser.



Hay una cosa que se desea siempre y se obtiene a veces: la ternura humana.



Nunca serás feliz si continúas buscando en qué consiste la felicidad. Nunca vivirás si estas buscando el significado de la vida.



Tu éxito y felicidad te son perdonados solo si consientes generosamente compartirlos.



No puedes adquirir experiencia haciendo experimentos. No puedes crear la experiencia. Debes experimentarla.



La verdadera nobleza se basa en el desprecio, la valentía y en una indiferencia profunda.



La mejor venganza que se puede tener sobre los intelectuales es estar locamente feliz.



Dos hombres traicionados por la misma mujer son algo parientes.



A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad.



La libertad no es más que la oportunidad de ser mejor.



La gente nunca está convencida de tus razones, de tu sinceridad, de tu seriedad o tus sufrimientos, salvo sí te mueres.



¿Debería de suicidarme, o de tomarme una taza de café?



La verdadera generosidad hacia el futuro, consiste en darlo todo en el presente.



Un hombre desprovisto de esperanza y consciente de ser así ha dejado de pertenecer al futuro.



Todos los especialistas de la pasión nos lo dicen: no hay amor eterno si no es contrariado. No hay pasión sin lucha.



La justicia absoluta es imposible, como también resultan imposibles el odio o el amor eterno. Por ello, hay que volver a la razón.



No camines detrás de mí; yo no puedo conducir. No camines delante de mí; puedo no seguir. Camina junto a mí y sé mi amigo.



La integridad no necesita reglas.



Es el trabajo de la gente pensante no estar en el lado de los ejecutores.



Sólo una filosofía de eternidad, en el mundo de hoy, podría justificar la no-violencia.



¡Quien necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!



Cada acto de rebelión expresa una nostalgia por la inocencia y un llamamiento a la esencia del ser.



El bienestar de las personas, en particular, siempre ha sido la coartada de los tiranos.



El gran cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder; después de la segunda seguía siendo habitable; después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.



Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mí es la soledad infinita.



Solíamos preguntarnos dónde vivía la guerra, qué fue lo que la hizo tan vil. Y ahora nos damos cuenta de que sabemos dónde vive... dentro de nosotros mismos.



El mito de la producción ilimitada trae guerras en su tren tan inevitablemente como las nubes anuncian tormenta.



Los que lloran durante los períodos felices que se encuentran en la historia, reconocen lo que quieren; no por el alivio sino por el silenciamiento de la miseria.



Los que escriben con claridad tienen lectores, los que escriben oscuramente tienen comentaristas.



El progreso real sólo está en aprender a equivocarse solo.



Lo que el mundo necesita de los cristianos es que ellos deben seguir siendo cristianos.



La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.



Por cada hombre libre que cae nacen diez esclavos y el porvenir se ensombrece un poco más.



¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice no.



Demasiados han dispensado con generosidad para practicar la caridad.



Los hombres deben vivir y crear. Vivir al borde de las lágrimas.



¡Qué difícil, qué amargo es llegar a ser un hombre!



Los hombres deben vivir y crear. Vivir hasta el punto de llorar.



Los hombres están convencidos de sus argumentos, la sinceridad y la seriedad de sus esfuerzos sólo por su muerte.