Frases de Abraham Lincoln

Frases de Abraham Lincoln

Abraham Lincoln fue un político estadounidense que se desempeñó como el decimosexto presidente de los Estados Unidos, desde el 4 de marzo de 1861 hasta su asesinato el 15 de abril de 1865.

0


Cuando hago el bien, me siento bien; cuando hago el mal, me siento mal, y esa es mi religión.



Ten siempre en mente que tu propia voluntad de tener éxito es mucho más importante que cualquier otra cosa.



Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.



Los que niegan la libertad a otros no la merecen para sí mismos.



Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.



Permanece con un líder cuando esté en lo correcto, quédate con él cuando siga estando en lo correcto, pero déjalo cuando ya no lo esté



Ningún hombre tiene memoria suficiente para ser un mentiroso exitoso.



Al final no son los años en tu vida lo que cuenta, es la vida en esos años.



Tiene el derecho a criticar quien tiene un corazón para ayudar.



Ningún hombre tiene suficiente memoria para crear una mentira exitosa.



Puedes engañar a algunas personas todo el tiempo, y a todas las personas durante un tiempo. Pero no puedes engañar a todos todo el tiempo.



Nadie recuerda suficientemente bien para ser un mentiroso exitoso.



La filosofía del aula en una generación será la filosofía del gobierno en la siguiente.



La gente en quien se confía total y plenamente devolverá esa confianza



Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.



La probabilidad de perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es justa.



Siempre he encontrado que la misericordia lleva frutas más ricas que la justicia estricta.



Hipócrita: el hombre que asesinó a sus padres y pidió clemencia con el argumento de que era un huérfano.