× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Calma

Frases de Calma. Encuentra docenas de Frases de Calma con fotos para copiar y compartir.

0

  • Utilizar el orden para enfrentarse al desorden, utilizar la calma para enfrentarse con los que se agitan, esto es dominar el corazón.



  • La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco.



  • El yoga es fundamentalmente una actitud de vida. Esta actitud vital se basa en la atención, el autocontrol, la reflexión lúcida, la ecuanimidad, el sosiego y la compasión.



  • La buena poesía fluye espontáneamente de los potentes sentimientos, y trae su origen de una emoción engendrada en la calma.


  • Te pueden interesar también



  • En la mayoría de los hombres, la calma es letargia, la emoción es furor.



  • La vida será tuya si sabes que es ajena, que es igual ser montaña que ser grano de arena, pues la calma del justo vence el furor del bravo.



  • El amor alivia como la luz del sol tras la lluvia



  • A quien amasa y cuece, muchas cosas le acontecen.



  • Gran calma, señal de agua.



  • No te quemes la boca, por comer pronto la sopa.



  • Anda despacio, si quieres (arribar / llegar) lejos.



  • A la mesa, de los primeros, y al trabajo, de los postreros.



  • El sosiego de los que se fueron antes... no calma el desasosiego de aquellos que le seguirán.



  • Recuerdo que reímos, jugamos a cosas estúpidas y bailamos con viejos discos. Nadie parecía estar preocupado por nada.



  • Dios es el gran silencio del infinito. El mundo entero habla de Él y para Él. Nada de lo que se diga lo representa tan bien como su silencio y su calma eterna.



  • Después de la (tormenta / tempestad), viene la calma.



  • Cuando quiera que haya silencio a tu alrededor, escúchalo. Esto significa que, simplemente, has de darte cuenta de él. Préstale atención. Escuchar el silencio despierta la dimensión de quietud dentro de ti, porque sólo la quietud te permite ser consciente del silencio.



  • El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.


  • Te pueden interesar también



  • La certeza de su hija creciendo en su interior había supuesto en su vida el bálsamo de calma y serenidad que siempre había imaginado y que en aquel momento había sido lo único que podía ayudarla a afrontar los terribles hechos que le había tocado vivir.



  • De los gatos he aprendido que por mucha prisa que lleves, siempre puedes detenerte durante un momento para rascarte detrás de la oreja.



  • Estar árbol a veces, es quedarse mirando (sin dejar de crecer) el agua humanidad y llenarse de pájaros para poder, cantando, reflejar en las ondasquietud y soledad.



  • Más vale al paso andar, que correr y tropezar.



  • La planta que tienes en casa…, ¿la has mirado detenidamente alguna vez? ¿Has permitido que ese ser familiar pero misterioso que llamamos planta te enseñe sus secretos? ¿Te has dado cuenta de lo pacífica que es, de que está rodeada de un campo de quietud? En el momento en que te das cuenta de la quietud y de la paz que emana, esa planta se convierte en tu maestra.



  • Una de mis reglas es no perder nunca la calma, hasta que el mantenerla pudiera ser perjudicial.



  • La verdadera inteligencia actúa silenciosamente. Es en la quietud donde encontramos la creatividad y la solución a los problemas.



  • En mar calmado todos somos capitanes.



  • En el silencio y sosiego aprovecha el alma devota y aprende los secretos de las Escrituras.



  • Las condiciones previas indispensables para el desarrollo de la meditación de la calma mental son: vivir en un lugar favorable, limitar los deseos propios y practicar la satisfacción, no implicarse en muchas actividades, mantener una moralidad pura y eliminar completamente el apego y cualquier otro tipo de pensamiento conceptual.



  • El cine tiene que producir sosiego.



  • Seguro que más de uno (más de un padre, más de un maestro) ha pensado alguna vez «este niño tiene que aprender a estarse quieto». Pues no, no son las actividades tranquilas y relajadas, como sentarse a leer, las que tranquilizan al niño.



  • Nada hay que tanto aproveche como no perder el sosiego, y hablar muy poco con los demás y mucho consigo mismo.



  • La mirada es el espejo del alma, donde sólo los que saben apreciarlo pueden encontrar la calma.



  • No renuncies a tu miedo, pero tampoco te entregues a él. Conserva la calma e intenta razonar. Te sorprenderá la cantidad de veces que este sistema funciona.



  • En calma el mar no creas, por sereno que lo veas.



  • El arte de vivir mucho es resignarse a vivir poco a poco.



  • Lo que se hace con precipitación nunca se hace bien; obrar siempre con tranquilidad y calma



  • Adoro la calma que hay en tu casa.



  • De la concentración nace el sosiego, del sosiego la comprensión clara, de la comprensión clara la sabiduría y de la sabiduría la compasión.



  • Si quieres vivir en paz, oye, ve y calla.



  • En el contacto con las cosas, el corazón del hombre se enreda y lucha: prudencia, astucia, calma.