× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases sobre los Demonios Internos

Frases sobre los Demonios Internos. Encuentra docenas de Frases sobre los Demonios Internos con fotos para copiar y compartir.

0

  • La honestidad es la única manera de luchar contra los demonios internos.



  • Simplemente tienes que aceptar que tus demonios son parte de ti.



  • Quiero ser un adolescente angustiado que no puede enfrentarse a sus propios demonios internos y que, en cambio, se desquita verbalmente con otras personas.



  • Valkiria tuvo que reírsePero ahora ha vuelto»Por supuesto que ha vuelto. Es ingenioso. Al fin y al cabo, es mi demonio interior».


  • Te pueden interesar también



  • Los mejores escritores de fantasía son los que dejaron de luchar con sus demonios interiores, y empezaron a escribir sobre ellos.



  • A veces esos demonios son aterradores y a veces son hermosos.



  • Mis demonios, mis fuerzas interiores y mis batallas físicas me han guiado por la vida.



  • Creo que todos tenemos nuestros demonios y nuestros diversos defectos, y sería bueno que la gente se sintiera más gentil con los demás, pero también con ellos mismos.



  • Dondequiera que mirara, los demonios del futuro estaban en los campos de batalla del plano emocional de uno.



  • Los demonios existen, creas o no en ellos.



  • Me enfrenté a mi demonio interior. Le di un puñetazo en la cara y explotó.



  • Si me das otra oportunidad, lucharé contra todos mis demonios internos y reconstruiré mi vida contigo.



  • Tal vez por eso el universo a menudo conspira con nuestros demonios. Para hacernos más fuertes que lo que tememos.



  • Hay demonios en todos nosotros. Cada pensamiento negativo es un demonio.



  • Durante los ensayos me enfrento a cosas muy misteriosas. Tengo tremendas peleas con los demonios internos, y es más doloroso que nunca.



  • Los demonios no juegan con las reglas. Mienten, engañan y apuñalan por la espalda.



  • Es mejor conquistarse a uno mismo que ganar mil batallas. Entonces la victoria es tuya. No te la pueden quitar, ni los ángeles ni los demonios, ni el cielo ni el infierno.



  • Un hombre cuerdo es simplemente un hombre que tiene miedo de desatar sus demonios internos.


  • Te pueden interesar también



  • En las memorias, los sentimientos son más importantes que los hechos, y para escribir con honestidad, tengo que enfrentarme a mis demonios.



  • Prefiero canalizar mis problemas y demonios internos a través de un personaje. Otra persona. Eso me protege a mí y a mi familia. Puedo sacar mis frustraciones de esa manera.



  • Los demonios internos se alimentan de juegos mentales. Confía en mí, manteniéndolos satisfechos con mi propia y retorcida forma de pensar.



  • Representa la idea de reconocer tus demonios interiores y, en lugar de huir de ellos, aprender a vivir con ellos.



  • La llama de la vela se desvanece. Su pequeño charco de luz tiembla. La oscuridad se acumula. Los demonios comienzan a agitarse.



  • Nunca des una oportunidad al demonio que hay en ti. No dejes que te domine y te devore.



  • Los demonios esperan en las encrucijadas intentando influir en nuestras decisiones.



  • Tu voluntad de luchar con tus demonios hará que tus ángeles canten.



  • Cuando tus demonios internos se levanten, agárralos por el cuello y toma el control.



  • Supera a los demonios con una cosa llamada amor.



  • La mayoría de las veces domamos a nuestros demonios, otras veces, ellos nos doman a nosotros.



  • Todo el mundo no tiene que luchar con sus demonios interiores. Algunos aprendemos a bailar con ellos.



  • La creatividad es lo que me ayuda a escapar de muchos de mis demonios internos.



  • Nuestros demonios son nuestras propias limitaciones, que nos cierran a la realización de la ubicuidad del espíritu, cada uno de estos demonios se conquista en una búsqueda de visión.



  • Los juegos mentales sólo contienen demonios interiores.



  • Escondemos tan bien nuestros demonios, que los ángeles que mostramos, desnudan la vergüenza en sus rostros.



  • Esos demonios son difíciles. ¿Se podía confiar en ellos? Por supuesto que se podía confiar en ellos. Ella los había creado. Ella los poseía. No la llevarían por el mal camino.



  • Todos tenemos demonios, pero no podemos aferrarnos a ellos lo suficiente como para que nos conviertan en monstruos.



  • Todos debemos enfrentarnos a nuestros demonios tarde o temprano.



  • A veces controlas a tus demonios y a veces ellos te controlan a ti.



  • Dejo de luchar contra mis demonios internos. Ahora estamos del mismo lado.



  • Cada día lucha contra sus demonios interiores por ser la persona que siempre quiso ser.