× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases para Maestros

392

  • Un niño, un maestro, un libro y una pluma pueden cambiar el mundo.



  • Enseñar es aprender todo dos veces.



  • Los maestros experimentan tres tipos de amores: amor por el aprendizaje, amor por los que aprenden y el amor por unir a sus dos primeros amores.



  • Nunca enseño a mis pupilos; solo intento proveer las condiciones en las que pueden aprender.



  • Sé aquel maestro que nunca se rinde, porque hay algunos días que son difíciles, pero siempre vale la pena.



  • Cree en tus estudiantes y serán imparables.



  • La educación es un acto de amor, por tanto, un acto de valor.



  • Un profesor trabaja para la eternidad, nunca sabrá hasta donde llegará su influencia.



  • Todo sueño en la vida comienza con un profesor que cree en nosotros, que nos empuja y nos anima a avanzar.



  • Enseñar es escribir en el corazón de un niño, es dejar huella en la vida de una persona. ¡Feliz Día Maestro!



  • No es mejor maestro el que sabe más, sino el que mejor enseña.



  • Educar es formar personas aptas para gobernarse a sí mismas y no para ser gobernadas por otros.



  • Un maestro no solo enseña, cultiva las mentes, el intelecto y buenos modales. Un maestro es todo un arquitecto.



  • Un buen maestro nunca se olvida y sus enseñanzas duran la vida entera.



  • Aprender sin pensar es esfuerzo perdido; pensar sin aprender, peligroso.



  • Aquellos que educan bien a los niños merecen recibir más honores que sus propios padres, porque aquellos sólo les dieron vida, éstos el arte de vivir bien.



  • El arte supremo del maestro consiste en despertar el goce de la expresión creativa y del conocimiento.



  • El objeto de la educación es preparar a los jóvenes para que se eduquen a sí mismos durante toda su vida.



  • Cuando un profesor dude de tu potencial, muéstrales lo mucho que se equivocan.



  • Hasta que no aparezca el culpable no sale nadie al recreo.



  • La clase se acaba cuando yo digo, no cuando suena el timbre.



  • No ha debido ser fácil tenerlos por alumnos... ¡por eso te lo agradecemos el doble!



  • ¿Tú en casa pintas en la mesa?



  • Si no os calláis, todo lo que no dé tiempo a ver lo doy por explicado.



  • Bienvenido al mundo de la educación: donde los niños están locos, los padres son irracionales y el público general cree que cobras demasiado.



  • Gracias por hacer de nosotros unos seres... algo más decentes. ¿De qué te ríes? Dilo en voz alta y así nos reímos todos.



  • Se necesita un corazón muy grande y una taza de café aún más grande para educar a la generación del futuro.



  • El trabajo de un profesor es iniciar el proceso de aprendizaje de un niño... después es mejor que salgan corriendo.



  • ¡Parece mentira! ¡Los niños de infantil se portan mejor que vosotros!



  • Si seguís así os siento por orden de lista.



  • Para nosotros has sido el mejor... incluso cuando has sido nuestra peor pesadilla.



  • Por haber aprendido el arte de enseñar y por ejercerlo cada día con verdadero amor, Gracias maestro.



  • Gracias maestro por su enorme paciencia y perseverancia. Gracias por su esfuerzo y dedicación por mi enseñanza. Gracias por todo lo que me enseñó e inculcó. Gracias.



  • Gracias maestro por dar lo mejor de usted, para entregarnos lo que nadie nos puede quitar, lo aprendido, la educación y el conocimiento.



  • Gracias por mostrarnos las claves del éxito: confianza en mí mismo y en mis habilidades, creer en mí mismo y siempre tratar de superarme.



  • Gracias por enseñarnos con el corazón. ¡Feliz Día del Maestro!



  • Gracias por enseñarme a cómo pensar, no qué pensar.



  • Le deseo lo mejor hoy y siempre querido maestro, porque sin sus enseñanzas, ni su dedicación, no habría podido llegar en mi vida tan lejos.



  • Gracias por plantar una semilla de curiosidad y encender mi imaginación para que pueda prosperar, tener éxito y ser feliz en la vida.



  • Gracias a la confianza que usted me brindó, siempre lo consideré no solo como un gran maestro, también lo vi como un buen amigo.