× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Washington Irving

Frases de Washington Irving

Fue un escritor estadounidense del Romanticismo.

0


La vida de una mujer es una historia de amor y cariño.



Las pequeñas mentes son domadas y sometidas por la mala suerte, las grandes mentes se erigen por encima de eso.



Existe algo sagrado en las lágrimas. No son signo de debilidad, pero si de poder. Ellas hablan más elocuentemente que diez lenguas. Son las mensajeras de una apabullante pena… y de amor indescriptible.



El amor jamás se pierde. Si no es correspondido, retornará, suavizará y purificará el corazón.



El terreno de la literatura es una tierra de hadas para los que la ven en la distancia, pero, como todos los otros paisajes, se desvanece el encanto de un enfoque más próximo, y las espinas y zarzas se hacen visibles.



El principio natural de la guerra es hacer el mayor daño a nuestro enemigo con el menor daño a nosotros mismos, y esto por supuesto se va a efectuar por una estratagema.



La vida de una mujer es una historia de afectos.



Una palabra suave puede golpear rudamente.



Una de las mayores y más simples herramientas para aprender más es hacer cada día más.



Había una elocuencia en el entusiasmo verdadero que no se ponía en duda.



El ídolo de hoy arrincona al héroe de ayer, y a la vez lo reemplaza por el héroe del mañana.



Las grandes mentes tienen objetivos, las demás deseos.



Las pequeñas mentes están domesticadas y subyugadas por la desgracia, en cambio las grandes se sobreponen a ella.



El matrimonio es el tormento de uno, la felicidad de dos, los conflictos y la ememistad de tres.



Cuando una persona le dice a otra que se ve muy joven, debe tener la certeza de que se está envejeciendo.