× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Thomas Hobbes

Frases de Thomas Hobbes

Fue un filósofo inglés considerado uno de los fundadores de la filosofía política moderna.

0


Que cada hombre reconozca a su prójimo como a su igual por naturaleza. El quebrantamiento de este precepto es el orgullo.



No es la sabiduría sino la autoridad la que hace una ley.



Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad.



Robar a un hombre pobre es delito más grave que robar a uno rico, pues el pobre notará más el daño.



Homo homini lupus, el hombre es un lobo para el hombre.



Sin el lenguaje no habría habido entre los hombres ni república, ni sociedad, ni contrato, ni paz, en mayor grado del que estas cosas pueden darse entre los leones, los osos y los lobos.



Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza, despojado de tal idea, desesperación.



Esta verdad, como se opone beneficio de nadie, ni el placer, es a todos los hombres de bienvenida.



La condición del hombre... es una condición de guerra de todos contra todos.



Durante el tiempo que los hombres viven sin un poder común para mantener a todos en el temor, están en que las condiciones de llamada guerra, y esa guerra, como si de todo hombre contra todo hombre.



La fuerza y ??el fraude son en la guerra las dos virtudes cardinales.



Consisteth guerra no sólo en la batalla, o el acto de luchar, pero en una extensión de tiempo, en el que la voluntad de luchar por la batalla es suficientemente conocida.



La guerra no consiste sólo en la batalla sino en la voluntad de contender.



Las nociones de rectitud e ilicitud, justicia e injusticia, no tienen lugar en la guerra.



La risa no es más que la gloria súbita derivada de una concepción repentina de alguna eminencia en nosotros mismos, en comparación con la debilidad de los demás, o con nuestro propio antes.



Gloria súbita es la pasión que hace salir esas muecas llamados risa.



La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad.



En la naturaleza del hombre encontramos tres causas principales de querella: la competencia, la difidencia y la gloria.



Una democracia no es en realidad más que una aristocracia de oradores, interrumpida a veces por la monarquía temporal de un orador.



Un hombre sabio debe escribir así (aunque en palabras comprensibles para todos los hombres) que los hombres sabios sólo deben poder felicitarlo.



Tal es la naturaleza de los hombres, que como quiera que se pueden reconocer muchos otros para ser más ingenioso, o más elocuentes, o más aprendido, sin embargo, difícilmente creen haya muchos tan sabios como ellos mismos.